¿Locamente Enamorad@? “La ansiedad, obsesión y adicción al amor” Amor vs limerencia

¿Amor romántico, estás segur@? A veces se puede confundir y lo que estamos es presas de una adicción al estado de amor o enamoramiento. Necesitamos saber cómo dejar de obsesionarte con tu vida amorosa

Estoy locamente enamorado y no puedo dejar de pensar en ello y esto puede producir la gran ansiedad de amor, es el “mal de amores”, el “mal amor”

Hay una curiosa palabra: LA ATRACCIÓN LIMERENT o también llamado TRASTORNO DE LIMERENCE.

Y es que a veces se confunde amor con obsesión, cómo salir de un ciclo, cómo superar a alguien que amas, pero que no te ama, cómo dejar de sentir lástima por ti mismo.

Puede ser tan incómodo que cree acecho y acoso.

La limerencia es una forma de amor que es obsesivo, intrusivo y no correspondido y puede darse en hombres y mujeres; en ambos sexos.

La limerencia es un estado mental que se caracteriza por el enamoramiento, la obsesión y la adicción. Puede verse como un sentimiento de estar enamorado de alguien, pero no es lo mismo que el amor.

Podemos ver que la limerencia es una emoción muy poderosa, pero también puede ser muy oscura. Es una forma de amor que tiene el potencial de destruir personas y relaciones. Es importante entender el poder de esta emoción para que podamos evitar sus consecuencias negativas.

Pero, ¿Limerencia es lo mismo que obsesión?

Introducción: ¿Qué es la limerencia y cómo puede afectar a nuestra vida

Limerencia es un término que fue acuñado por Dorothy Tennov en 1979 para describir la experiencia de estar perdidamente enamorado; “un estado interpersonal involuntario caracterizado por pensamientos intrusivos sobre otra persona hasta el punto de que el funcionamiento emocional e intelectual de uno se ve afectado”, “un estado mental que puede incluir casi cualquier combinación de emociones, como euforia, ansiedad, ira, depresión y esperanza”.

Tennov define la limerencia como un estado mental que puede experimentarse como una condición temporal o crónica.

La limerencia es un deseo obsesivo, intrusivo y compulsivo de poseer el objeto de la propia limerencia. Cuanto más limerent, más obsesivos se vuelven. La limerencia se puede encontrar en todas las formas de relaciones, románticas o no, pero realmente, ¿Es amor o es obsesión?

Veamos con detalle:

Limerence (también llamado trastorno de limerence) es una atracción hacia otra persona que persiste incluso y a pesar de que esa persona no está correspondiendo a los sentimientos, lo que lleva a pensamientos y comportamientos obsesivos.

La limerencia es una forma de amor que es obsesivo, intrusivo y no correspondido que también puede provocar angustia en quienes la experimentan.

El término a menudo se usa indistintamente con palabras como enamoramiento y obsesión romántica. Es un estado mental cuando que se experimenta cuando estás intensamente concentrado en alguien y estás enamorado de esa persona, pero “La limerencia” se puede describir como un amor obsesivo, que a menudo se caracteriza por la negación, la confusión y la angustia.

Es un estado mental intenso, obsesivo y, a menudo, delirante que experimentamos cuando estamos enamorados de alguien. La persona limerente puede sentir el deseo de acercarse al objeto de su enamoramiento y el objeto limerente puede disfrutar de estar cerca de la persona que experimenta la limerencia.

Hay muchas formas diferentes de limerencia, pero las más comunes incluyen el enamoramiento romántico y el enamoramiento obsesivo.

La limerencia puede afectar a tu vida de muchas maneras. Puede hacerte sentir más vivo, con más energía y también puede hacerte sentir más feliz que nunca.

Pero mucho cuidado, también hay desventajas en la limerencia: puede sacar a relucir tus peores rasgos, como los celos o la posesividad, y también puede hacer que hagas cosas que van en contra de tu código moral o tus valores.

La limerencia puede hacer que las personas se obsesionen con obtener la atención de su pareja deseada. Esa persona podría ser alguien que conocen, como una pareja romántica, o una persona que no conocen, pero que se percibe como la pareja ideal de la limerencia.

A menudo se asocia con sentimientos de euforia, alegría y comprensión.

Los limerents son los que experimentan estos sentimientos hacia alguien con quien no tienen una relación.

¿Cuáles son los signos de la limerencia y cuándo debemos preocuparnos?

La limerencia es un tipo de amor que suele caracterizarse como obsesivo, intrusivo e inseguro.

Las personas que son limerent pueden mostrar algunos o todos los siguientes comportamientos:

  • Pensamientos excesivos y persistentes sobre una persona específica
  • Pensamientos obsesivos sobre la persona con la que están limerent y/o su relación con esa persona
  • Prometer hacer cosas para ganarse el afecto de la(s) persona(s) que son limerent
  • Cambios rápidos de humor
  • Sensación de que el corazón se le acelera o late con fuerza en el pecho, o que es físicamente doloroso cuando piensa en la persona con la que está limerent
  • Sentimientos de desesperación, vacío, ansiedad y/o depresión al pensar en ella la persona con la que tiene limerencia
  • Fuertes sentimientos de enamoramiento más intensos que los que uno siente por un amigo.
  • Volverse fácilmente celoso o posesivo.
  • Un alto nivel de dependencia de la persona que es el foco de la limerencia.
  • Un alto nivel de ansiedad cuando se separa del objeto limerente y desea reencontrarse con él.
  • Una tendencia a idealizar a su pareja y verlos como perfectos a pesar de que pueden tener defectos como todos los demás.

La persona que experimenta un episodio similar a la limerencia debe buscar ayuda profesional. y/o apoyo de amigos y familiares.

¿Cómo afecta la limerencia a la vida?

Esto puede tener un gran impacto en la vida de uno.

La limerencia puede hacer que las personas se obsesionen con la persona por la que están limeriendo y descuiden otros aspectos de su vida.

También puede conducir al acecho o al acoso en casos extremos.

Para la limerencia, el objeto y la persona sobre la que tiene los pensamientos se convierte en una obsesión. Quien lo padece pueden considerarse “obsesionado con el amor”.

Esto no se limita a las parejas románticas; La limerencia puede ocurrir entre amigos, familiares o incluso extraños.

¿Qué problemas que pueden surgir con la limerencia?

La sensación de limerencia se puede comparar con una adicción a las drogas, ya que tiene muchas similitudes.

El sentimiento de limerencia se puede describir como una necesidad intensa, obsesiva y abrumadora de alguien que te atraiga.

Los limerents desarrollarán una imagen mental idealizada de esta persona y pasarán horas fantaseando con ella.

Por otro lado, también pasarán por períodos en los que se sentirán deprimidos y ansiosos si no pueden ver a esta persona o comunicarse con ella regularmente.

Además, los limerents tendrán sentimientos de euforia cuando estén cerca del objeto de su deseo o cuando son capaces de interactuar con ellos.

Durante la etapa de limerencia, existe una necesidad intensa y primitiva de estar más cerca de la persona. Esto a menudo se caracteriza como un anhelo que domina los pensamientos racionales. El limerent a menudo se sentirá obsesivo, intrusivo y desesperado en sus interacciones con la otra persona.

¿Limerencia o amor con esteroides? 4 similitudes a una adicción a las drogas

La limerencia puede ser provocada por picos de dopamina y oxitocina, que son sustancias químicas en el cerebro. Los limerents tendrán la sensación de que no pueden controlar sus emociones y deseos.

La sensación de limerencia es similar a la adicción a las drogas en muchos aspectos. Por ejemplo, tanto la limerencia como la adicción a las drogas pueden provocar un comportamiento irracional que puede conducir a malas decisiones y consecuencias.

Ambos también hacen que las personas experimenten antojos intensos por el objeto de su obsesión o deseo, que pueden ser difíciles de resistir.

Se ha observado en personas que, por lo demás, se consideran mentalmente sanas. La definición de Tennov no es muy diferente de cómo los psicólogos definen la adicción. La Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA) define la adicción como un “trastorno cerebral crónico caracterizado por la participación compulsiva en estímulos gratificantes a pesar de las consecuencias adversas”.

La APA también establece que las sustancias adictivas más comunes son el alcohol y la nicotina. Sin embargo, hay muchas otras sustancias adictivas que las personas usan por diferentes motivos, como el juego o la pornografía.

Las similitudes entre la limerencia y la adicción a las drogas son claras cuando observa estas cuatro formas en que la limerencia puede manifestarse en la vida de un individuo. 

Veamos 4 maneras en que la limerencia es similar a la adicción a las drogas:

  1. Ambos sentimientos pueden ser placenteros
  2. Ambos sentimientos pueden ser dolorosos
  3. Ambos sentimientos pueden provocar síntomas de abstinencia
  4. Ambos sentimientos te hacen querer más

La diferencia entre el enamoramiento y la limerencia

La diferencia entre enamoramiento y limerencia se puede resumir de la siguiente manera:

  • El enamoramiento es una historia de amor a corto plazo en la que una de las partes se enamora rápida e intensamente, pero puede durar mucho o no. Por otro lado, la limerencia es un estado más duradero del que puede ser más difícil salir.

  • El enamoramiento implica principalmente procesos cognitivos, mientras que la limerencia implica principalmente procesos biopsicológicos”

El sesgo cognitivo de apelar a la experiencia personal en lugar de la realidad objetiva es una idea antigua en la literatura romántica dispersos a lo largo de la historia, desde los sonetos de Shakespeare hasta el psiquiatra Wilhelm Reich.

La diferencia es que la limerencia involucra el sentimiento de estar enamorado, mientras que enamorarse involucra principalmente procesos cognitivos.

  • La limerencia a menudo se malinterpreta como enamoramiento porque los limerents no quieren estar solos y siempre están pensando en la persona que aman.

  • Tanto el enamoramiento como la limerencia son estados emocionales intensos de la mente. En el enamoramiento, la persona suele buscar una versión idealizada de una pareja. Pueden estar enfocados en las cualidades físicas o pueden estar buscando a alguien que tenga mucho en común con ellos. La limerencia es un estado mental obsesivo donde la persona se enfoca en encontrar formas de acercarse a su pareja y hacerla feliz.

  • La diferencia entre el enamoramiento y la limerencia radica en dos factores:
    • cuánto tiempo tarda el sentimiento en desaparecer y
    • cuánto esfuerzo se necesita para mantener ese sentimiento.

En el enamoramiento, estos sentimientos suelen desaparecer después de 2 o 3 meses, mientras que en la limerencia pueden durar hasta 2 años o más. Limerents hará todo lo posible para mantener esa sensación todo lo posible.

Conclusión: el lado oscuro de la limerencia

La limerencia no siempre es algo positivo. Puede ser una experiencia negativa para la persona que se encuentra en ella.

El lado oscuro de la limerencia es que puede ser muy frustrante y, en ocasiones, incluso perjudicial para la persona que la experimenta.

Alguien puede obsesionarse tanto con su objeto limerent que no puede concentrarse en nada más, lo que puede hacer que descuide otros aspectos importantes de su vida o incluso conocer a otras personas.

El lado oscuro de la limerencia se puede ver de muchas maneras. Puede arruinar las relaciones y dar lugar a conductas de acoso y violencia.

La limerencia es un sentimiento fuerte que a veces anula la mente racional, lo que puede conducir a comportamientos destructivos de ambas partes involucradas.  El lado oscuro aparece cuando alguien se obsesiona con otra persona y los sentimientos no son correspondidos.

La limerencia se ha estudiado durante muchos años y todavía no se comprende por completo. Algunos psicólogos creen que la limerencia comienza con una fantasía obsesiva de una persona deseada y luego eventualmente se convierte en una adicción a esta persona.

Han perdido la capacidad de sentir cualquier cosa menos el dolor de su amor no correspondido.

La limerencia es un sentimiento muy complicado y, si bien puede ser una experiencia placentera al principio, puede convertirse rápidamente en algo mucho más doloroso si la otra persona no la corresponde.

Podemos ver que la limerencia es una emoción muy poderosa, pero también puede ser muy perversa. Es una forma de amor que tiene el potencial de destruir personas y relaciones. Es importante entender el poder de esta emoción para que podamos evitar sus consecuencias negativas.

Aunque causas de la limerencia aún no están claras,  se ha sugerido que los factores ambientales podrían desempeñar un papel importante. Por ejemplo, se ha demostrado que las personas con antecedentes de trauma o negligencia en la infancia tienen un mayor riesgo de experimentar relaciones románticas intensas y complicadas en la edad adulta que aquellas que tuvieron una infancia más segura.

Tales individuos a menudo luchan contra la soledad crónica, que es asociado con experiencias frecuentes de limerencia. Como la limerencia también se asocia con la impulsividad, es más probable que los pacientes busquen relaciones románticas cuando se sienten solos o deprimidos.

Además, se ha sugerido que existe un componente biológico involucrado en el potencial de experimentar limerencia.

Soy Christine Lebriez

Por mi amplia experiencia de más de 27 años en psicología y coaching empresarial, mi formación internacional y variedad de técnicas; realizo diferentes tipos de intervenciones en función de cada situación y cliente; mi orientación es ecléctica.
Ofrezco soluciones profesionales a los problemas de la vida. Tu problema, es mi problema… Estoy aquí para tenderte una mano, mi pasión y vocación son las personas.
Como psicóloga y coach, mi objetivo es conseguir el bienestar de mis clientes. Aporto herramientas que aprenderás a manejar y aplicarás tú solo.

“Mi pasión son las personas, vivo por y para ellas, en cualquier vertiente, tanto en la clínica como en la empresa; está en mis venas y es mi esencia.”

Quiero compartir contigo mis valores:

  • Sesiones Presenciales y Online: «Siempre que lo necesites podrás contactar conmigo, en cualquier lugar, evitando desplazamientos, en cualquier país en cualquier idioma y cualquier hora (cita previa)»
  • 24 horas de Disponibilidad: Te ofrezco seguimiento continuado y, para ello, estoy disponible 24 horas al día, los 365 días del año. (cita previa)
  • Atención Personalizada: Cada caso es ÚNICO y diferente; combino diferentes técnicas para potenciar unos resultados más efectivos.

Trabajo según cada necesidad y preferencia del cliente. Adapto la sesión a cada caso, es un traje a medida para ti. Realizo una terapia personalizada y a medida atendiendo a cada caso en particular. Tendrás el lujo y el privilegio de tener sesiones exclusivas, únicas y personalizadas adaptadas a tu caso concreto.

  • 27 años de Experiencia con 93,7 % casos de ÉXITO
  • 3 idiomas (español, francés, inglés)
Puedes contactar conmigo siempre que lo necesites y seguirme en mis redes sociales o en mi página web:

El quid para lograr una sana y buena relación: ” El Autocuidado”

Es frecuente, encontrar personas que acaban olvidándose de sí mismas cuando inician o pasan a formar parte de una relación. Esto es sin duda, un error de base y fundamental, pues necesariamente, para que una relación funcione y funciones bien, es imprescindible que ambas partes sepan cuidar primero de sí mismo para poder cuidar mejor del otro.

Si quieres verdaderamente un buen inicio y una buena base en tu relación de pareja, debes de ser consciente de la importancia de cuidarte primero a ti mismo antes que a cualquier otra cosa. Y además de ser consciente, llevar a la práctica todo aquello que pueda ayudarte a tu bien estar como individuo, para solo así posteriormente dar lo mejor de ti a la otra parte.

El reto de amar, pasa primero por amarse a sí mismo. En ocasiones habremos de hacer cambios en nosotros mismos, en lo que sabemos, en nuestras conductas, y quizás en lo que deseamos. Por eso es pilar básico, comenzar previamente por uno mismo

Todos hemos soñado en algún momento estar en pareja; dar amor y recibir amor en pareja es algo soñado y deseado y es que el amor es uno de los sentimientos más gozosos y placenteros que experimenta un ser vivo. Sin embargo, algo tan deseado por tantos, parece ser algo muy complicado de lograr para muchos.

Es fácil asentar las bases para la insatisfacción de la vida en pareja, y sobre todo mas aun si partimos de la insatisfacción individual.

En la convivencia de pareja nos encontramos con situaciones donde la otra parte nos pide a menudo, demandas de afecto y atención, de modo que serán difícilmente satisfechas, si uno mismo no está en posición de poder dar. Y para dar algo bueno de nosotros mismos, hemos de estar bien con nosotros mismos, ¿verdad que parece de Perogrullo?

Cuida de ti mismo: fundamental para una mejor relación de pareja

Velar por uno mismo cuando se está en una relación de pareja, es tan importante como y para poder cuidar de la propia relación. Es imprescindible que te cuides a ti mismo antes de poner todo el punto de mira en tu relación.  Una vez más; si uno no está bien, difícilmente podrá dar lo mejor de sí mismo.

En la mayoría de los casos, el desacuerdo o incluso el conflicto en las parejas, está en función directa del bajo grado de “reforzadores positivos” que se intercambian entre ambos miembros.  Por eso podemos afirmar que las parejas con problemas o conflictos, intercambian menos “gratificaciones positivas” que las parejas sin problemas, y por el contrario intercambian entre ellos más “castigos”.

Todas estas teorías, conceptos, ideas…no podremos aplicarlas de manera clara, ágil y natural si uno no esta bien consigo mismo. De nada servirá conocer el manual de la convivencia y las reglas a aplicar en la conducta, si uno mismo no esta bien ni predispuesto a nada. Como dice el refrán: “no puedes dar lo que no tienes”; y si tú no estás bien contigo mismo, no estarás en actitud, predisposición ni humor para nada mas allá de tu nariz.

Si te preocupas de tu relación, sin estar bien contigo mismo, no podrás dar lo mejor de ti a la otra persona. Está es la razón por la que necesitas hacer todo lo que esté en tu mano para poder estabilizarte antes de que esto te sobrepase. 

Tampoco es aquí valido esperar que “la otra parte” me arregle mis problemas, o resuelva mis conflictos internos. Esto es otro grave error, ya que no puedo depositar fuera de mí, una responsabilidad que solo me corresponde a mi mismo.

Te invito a pensar sobre estos pasos, que sin duda te posicionan en un mejor escenario para poder tener éxito en tu relación de pareja. 

Ocúpate de estar bien, pase lo que pase

Promete que seguirás cuidando de ti mismo y que seguirás estando bien pase lo que pase en su relación. Si tu felicidad depende únicamente de que tu pareja esté a tu lado todo el tiempo, acabarás sintiéndote impotente y temeroso, además de dependiente y nada libre. Esto significará que es más probable que realices acciones inefectivas como suplicar y rogar continuamente.

Cuanto más suceda este escenario de rogar, suplicar, ir detrás…, menos querrá tu pareja estar en la relación. ¿Por qué sucede este movimiento?

La principal causa es que tu pareja te percibirá cómo alguien “emocionalmente dependiente y necesitado”. Es como un estado de “carencia emocional” donde siempre te tienen que estar alimentando tu vacío.

Las cosas que otra persona hará por ti seguirán sin ser suficientes para ti porque siempre esperarás más y más y de nuevo más de esa persona y nunca te saciarás y serás siempre demandante. Es algo que no se le escapará a tu pareja y le hará temer ser consumido y devorado por tus interminables demandas de cuidados y atención.

Otra razón lógica, consecuencia de esta actitud; es que tu pareja puede percibirte como una verdadera carga. Una actitud así, le puede hacer sentir completamente responsable de tu felicidad, y eso es una responsabilidad enorme, que además debes de aprender a gestionar tú, independientemente de que estés o no en pareja. La mayoría de las personas sienten la necesidad de huir ante situaciones similares. Y es que puede hacerles sentir atrapadas, bloqueadas y con falta de espacio emocional. La pareja que intenta ser todo para el otro sentirá entonces rabia y resentimiento cuando se le coloque en este tipo de posición exigente, apagando así cualquier sentido de diversión y juego que son vitales para tener una relación duradera.

Cuando te respetas a ti mismo y crees en tu propia capacidad de ser feliz y estar bien, tanto si estás en una relación como si estás soltero; te colocas en un lugar de más fortaleza y empoderamiento. Y estas son las cosas que pueden atraer a otras personas y provocar respeto, lo que te convertirá en una pareja más deseable y adorable, que ser alguien dependiente y de quien hay que estar todo el día pendiente y casi ser responsable.

Comprométete a seguir siendo feliz con tu vida.

Cuando te diviertes y te mantienes activo, te sentirás mucho más feliz e incluso contento contigo mismo. Además, esto te hará más atractivo a los ojos de tu pareja. Cuando lleves tu propia vida con gusto, tengas sentido de la aventura, te cuides y te coupés de ti, independientemente del estado en que se encuentre tu relación, aumentarás la probabilidad de que tu pareja quiera pasar más tiempo contigo.

No es necesario que tengas pareja para empezar a planificar actividades divertidas que puedas hacer por tu cuenta, así que empieza ya a ver que cosas te hacen feliz a ti y aplícalas. Luego vendrá lo demás.

Pero tú eres responsable de tu propia felicidad, nadie de fuera va a darte lo que tu no hayas cosechado ya. Por eso independientemente, planea y actúa para rodearte de todo aquello que te hace feliz. Solo entonces podrás ofrecer lo mejor de ti. Además, eso es tuyo, nace y emane de ti, por lo que no te lo podrán arrancar. Sin embargo, si solo eres capaz de ser feliz a través de alguien, significa que sin ese alguien no eres capaz da nada

Tu pareja se vuelve mas reservada, pasa mas tiempo en el ordenador, con la Tablet y por supuesto con el teléfono.

Además,  ¿tu pareja cuelga automáticamente el teléfono cada vez que entras en una habitación?  ¿Apaga el ordenador o trata de impedir que lo veas?  Si es así, el secretismo de tu pareja puede indicar algún indicio en este sentido.

Soy Christine Lebriez

Por mi amplia experiencia de más de 27 años en psicología y coaching empresarial, mi formación internacional y variedad de técnicas; realizo diferentes tipos de intervenciones en función de cada situación y cliente; mi orientación es ecléctica.
Ofrezco soluciones profesionales a los problemas de la vida. Tu problema, es mi problema… Estoy aquí para tenderte una mano, mi pasión y vocación son las personas.
Como psicóloga y coach, mi objetivo es conseguir el bienestar de mis clientes. Aporto herramientas que aprenderás a manejar y aplicarás tú solo.

“Mi pasión son las personas, vivo por y para ellas, en cualquier vertiente, tanto en la clínica como en la empresa; está en mis venas y es mi esencia.”

Quiero compartir contigo mis valores:

  • Sesiones Presenciales y Online: «Siempre que lo necesites podrás contactar conmigo, en cualquier lugar, evitando desplazamientos, en cualquier país en cualquier idioma y cualquier hora (cita previa)»
  • 24 horas de Disponibilidad: Te ofrezco seguimiento continuado y, para ello, estoy disponible 24 horas al día, los 365 días del año. (cita previa)
  • Atención Personalizada: Cada caso es ÚNICO y diferente; combino diferentes técnicas para potenciar unos resultados más efectivos.

Trabajo según cada necesidad y preferencia del cliente. Adapto la sesión a cada caso, es un traje a medida para ti. Realizo una terapia personalizada y a medida atendiendo a cada caso en particular. Tendrás el lujo y el privilegio de tener sesiones exclusivas, únicas y personalizadas adaptadas a tu caso concreto.

  • 27 años de Experiencia con 93,7 % casos de ÉXITO
  • 3 idiomas (español, francés, inglés)
Puedes contactar conmigo siempre que lo necesites y seguirme en mis redes sociales o en mi página web:

Señales de que tu pareja es infiel

Las historias de infidelidad son muy frecuentes en la historia de la humanidad. Las hemos leído y visto en novelas y películas, incluso a tu vecino o compañero de trabajo, pero nunca puedes llegar a mi imaginar que esto pueda sucederte a ti.

Es cierto que no hemos de vivir pendientes de esto, pero a veces cerramos los ojos y hacemos la vista gorda a señales o datos que nos pueden llegar a avisar de que tu pareja pudiera estar siéndote infiel.

Si sospechas de tu pareja, lo mejor, será ponerte a observar de modo más realista y tratar de atar algunos cabos que seguramente puede dejar sueltos. De este modo las pistas y señales pueden argumentar mejor tus sospechas y llevarte a saber la verdad de que está sucediendo en vuestra relación de pareja.

Solamente asi, podrás llegar a hablar con sinceridad y ver cuáles son los siguientes pasos que vais a dar.

¿Sospechas que tu pareja te engaña?   ¿notas algo extraño en el aire y no sabes qué es?

Si es así, no estás sol@,  La infidelidad es bastante común hoy en día. Vivimos en un mundo de inmediatez y de una búsqueda de la satisfacción a corto plazo, donde el espíritu de sacrificio y la voluntad de construir y mantener proyectos, se ve a veces eclipsada en un mundo que va rápido y se maneja más en lo superfluo y rápido.

 Se puede ver en toda la televisión, en la comunidad, en la familia, en el entorno laboral….  casi todo el mundo ha conocido a alguien que ha sido engañado, de una manera u otra. 

Pero ¿Cómo saber la realidad?, ¿en qué has de fijarte? Como dice el refrán: “ojos que no ven, corazón que no siente”, por eso es importante, que tengas en cuenta al menos una serie de indicadores o señales, para empezar a estar atengo.

Posibles señales de una infidelidad de tu pareja:

1. Un cambio de aspecto

Si tu pareja ha cambiado de aspecto, podría ser una señal de que tiene alguna otra relación fuera.  Lo que debe buscar son cambios pequeños pero significativos en la apariencia.  No necesariamente cuando uno cambia de apariencia, debe concluirse que está poniendo las mieras en otra persona, pero si que puede ser una posible señal a tener en cuenta.

Por ejemplo, si tu pareja ¿siempre ha llevado gafas, pero de repente ha optado por las lentes de contacto?  ¿Se preocupa continuamente de repente, por su aspecto físico, cuando antes no lo hacía?  Vestirse de forma provocativa, cambia a un estilo más llamativo…Cambiar de perfume o usarlo más a menudo…. 

2. Un cambio en el afecto

Un cambio en la cantidad de afecto que tu pareja te da podría ser visto como una señal de tener una aventura.  Por ejemplo, ¿ha sido su vida amorosa feliz y saludable en el pasado?  ¿Su relación estaba llena de diversión, aventura y buen sexo?  Si es así, ¿ha cambiado eso?  Si tu pareja ya no te hace los mismos cumplidos que antes o hace algo tan simple como apartarse durante un beso, es posible que haya una aventura.  Algunas parejas infieles intentan evitar el contacto cercano con su compañer@ por miedo a ser descubiertas o a que se note su culpabilidad

3. Se pone a la defensiva y está irascible

Si todo lo anterior va sucediendo, su empiezas a preguntar más de lo habitual y ante el temor y la incomodidad, se enfada o incluso evita contestar, incluso llegando a ser una pareja esquiva en algunas preguntas.

4. Secretismo

Tu pareja se vuelve mas reservada, pasa mas tiempo en el ordenador, con la Tablet y por supuesto con el teléfono.

Además,  ¿tu pareja cuelga automáticamente el teléfono cada vez que entras en una habitación?  ¿Apaga el ordenador o trata de impedir que lo veas?  Si es así, el secretismo de tu pareja puede indicar algún indicio en este sentido.

5.Explicaciones muy vagas y no concuerdan:

Tu pareja se puede mostrar tensa, además intenta evitar según que conversaciones a que horas, las explicaciones que te da son vagas e incoherentes…

6. Cambios en las facturas

Una de las formas de descubrir una infidelidad es empezar a pagar sus facturas.  En la mayoría de las relaciones.  Examina las facturas del teléfono móvil de tu pareja.  ¿Muestra los números de teléfono a los que llama o los números de los que recibe mensajes de texto y fotos?  Examina también detenidamente las facturas de las tarjetas de crédito. ¿Aparecen gastos de habitaciones de hotel, vacaciones, restaurantes o cualquier otra cosa de la que no tengas ni idea?  Si es así, es posible que tu pareja te esté engañando.

7.Señales visibles:

Ropa que desprende un fuerte olor que no es el suyo ni el tuyo, manchas de carmín…. Pudieran ser señales, aunque no necesariamente, habrás de observar si se repiten, a que hora y en que momentos.

8.Ausencias y Soledad:

Quizás antes ibais siempre juntos, y de repente pide más espacio, más tiempo a solas, evita ir juntos a algunos sitios, y sobre todo tu pareja va tomando más espacio del lógico y habitual sin ti.

9. Imprevistos:

De repente y sin venir a cuento, aparecen imprevistos de ultima hora que requieren que se ausente de tu lado

10. Dice que tú eres infiel:

Las parejas o personas infieles, en general,  suelen mostrar celos, ya que, si están engañando a su pareja, pueden pensar que tú también lo haces. Aquí nos viene perfectamente bien el refrán: “se cree el ladrón que todos son de su condición.  ”El miedo a ser cazados en sus mentiras se expresa con actitudes de este tipo.

Los signos mencionados anteriormente son solo algunos de los muchos que puedes buscar en una pareja infiel.  Si crees que tu pareja te está engañando, asegúrese de mantener los ojos y los oídos abiertos.  Desafortunadamente, para los infieles, a menudo se equivocan e incluso pueden dejar rastros, señales, y pistas.  Muchas parejas se sienten tan cómodas, que se equivocan en un momento u otro.  Si tienes sospechas sabes qué buscar, es cuando puedes descubrir a tú engañándote

Las causas mas frecuentes de infidelidad en la pareja son:

  • Aburrimiento, tedio y monotonía: el hacer siempre lo mismo, no introducir creatividad y caer en la rutina, puede llevar a buscar fuera la emoción.
  • Deficiencia en la comunicación: la mala comunicación o la ausencia de comunicación, no ayuda a solucionar los conflictos. Una buena comunicación, puede colaborar a que las cosas no sucedan o se solucionen.
  • Sexo: hay personas que son más apasionadas que otras; unas pueden ser más demandantes que otras.

Si descubres que tu pareja te engaña, es conveniente que abordes el tema con cuidado y delicadeza.  Nunca te enfrentes a tu pareja delante de tus hijos.  Por mucho enfado que haya, no te pongas nervioso, ni agresivo, e intenta mantener la calma en todo momento.  Por muy difícil que sea, abordar la situación con calma puede permitiros a ti y a tu pareja tener una discusión honesta, transparente y franca. 

Aquí es donde podéis decidir lo que va a pasar a vosotros y a vuestra relación a continuación.

Quizás sea el momento de reconocer que algo ha fallado y poder poner manos a la obra para repararlo.

Soy Christine Lebriez

Por mi amplia experiencia de más de 27 años en psicología y coaching empresarial, mi formación internacional y variedad de técnicas; realizo diferentes tipos de intervenciones en función de cada situación y cliente; mi orientación es ecléctica.
Ofrezco soluciones profesionales a los problemas de la vida. Tu problema, es mi problema… Estoy aquí para tenderte una mano, mi pasión y vocación son las personas.
Como psicóloga y coach, mi objetivo es conseguir el bienestar de mis clientes. Aporto herramientas que aprenderás a manejar y aplicarás tú solo.

“Mi pasión son las personas, vivo por y para ellas, en cualquier vertiente, tanto en la clínica como en la empresa; está en mis venas y es mi esencia.”

Quiero compartir contigo mis valores:

  • Sesiones Presenciales y Online: «Siempre que lo necesites podrás contactar conmigo, en cualquier lugar, evitando desplazamientos, en cualquier país en cualquier idioma y cualquier hora (cita previa)»
  • 24 horas de Disponibilidad: Te ofrezco seguimiento continuado y, para ello, estoy disponible 24 horas al día, los 365 días del año. (cita previa)
  • Atención Personalizada: Cada caso es ÚNICO y diferente; combino diferentes técnicas para potenciar unos resultados más efectivos.

Trabajo según cada necesidad y preferencia del cliente. Adapto la sesión a cada caso, es un traje a medida para ti. Realizo una terapia personalizada y a medida atendiendo a cada caso en particular. Tendrás el lujo y el privilegio de tener sesiones exclusivas, únicas y personalizadas adaptadas a tu caso concreto.

  • 27 años de Experiencia con 93,7 % casos de ÉXITO
  • 3 idiomas (español, francés, inglés)
Puedes contactar conmigo siempre que lo necesites y seguirme en mis redes sociales o en mi página web:

¿tu pareja ha sido infiel? 10 consejos para afrontar la infidelidad en una relación

Uno de los golpes más duros a los que te puede exponer la vida, es el de la infidelidad de tu pareja. La traición, y sobre todo en el amor; puede hacer que nunca más queramos saber de Cupido y el romanticismo del amor; ese amor infinito, ese amor único y ese amor eterno, que de repente se derrumba ante la desgarradora historia humana de la infidelidad, que esta vez te ha tocado a ti. Es entonces cuando además aparecen todo tipo de vaivenes emocionales: culpa, rabia, frustración, odio, lástima… Aunque ninguna de ellas ayuda a resolver el suceso, es lógico que un sunami de sentimientos convulsos e irritantes empiecen a irrumpir y asediarse en tus próximos días de vuestras vidas.

Siendo algo doloroso y con consecuencias negativas. Las dos partes involucradas en una infidelidad, van a percibir y experimentar el suceso de manera diferente y con perspectivas y visiones, en algunos casos, diametralmente opuestos.

Un momento de infidelidad puede tener muchas consecuencias negativas. Especialmente cuando una de las partes le revela a la otra, tras meses o años de feliz ignorancia, que ha estado con otra persona (en diferentes formas o vertientes: esporádico, en paralelo, accidentalmente…)

Es lógico que los dos miembros de la pareja reaccionen de forma muy diferente, ya que uno se siente totalmente traicionado y herido, mientras que el otro miembro de la pareja, puede no entender por qué se arma tanto revuelo por lo que no es para tanto…, o peor aún, se siente comprensiblemente enfadado y herido por su sufrida paciencia.

Quizás si estas leyendo esto y has llegado hasta aquí, puedas estar preguntándote cómo podría alguien enfrentarse a una pareja que le ha engañado; pues bien, en este artículo te cuento 10 sugerencias para ayudar a quienes puedan estar pasando por esta compleja circunstancia.

1. Llena tu mente de pensamientos positivos y felices

Cuando tienes una ruptura, especialmente después de que, quizás al inicio, los síntomas de la depresión se establecen, tu mente se llenará de tristeza. Básicamente tu cabeza está atravesando su peor momento. Incluso puedes empezar a sentirte suicida (pero ni se te ocurra, no serviría para resolver el problema…)

Así que, en este momento, lo que más te interesa y lo que realmente necesitas es distraerte de estos pensamientos tristes. Céntrate en algo que te aporte felicidad momentánea. Por ejemplo, mira una película que te haga reír. Observa cómo interactúan los personajes en la película y piensa en cómo podría cambiar todo si no fueran felices, cómo cambiarían el diálogo, a que dificultades se enfrentarían…

2. Evita beber

Si estás atravesando una ruptura, evita beber demasiado. La bebida puede hacerte decir cosas que no quieres por la forma en que el alcohol te afecta y te hace actuar. Puede hacerte perder el control de tus emociones y sentimientos. También puede llevar a un mal comportamiento, que hará que tu otra mitad esté aún más triste de lo que ya está en ese momento.

3. No actúes con desesperación

Después de experimentar una infidelidad, es posible que quieras actuar de forma desesperada para recuperar a tu pareja. Sin embargo, esta no es la mejor solución.

Si actúas desesperadamente, esto hará que tu pareja sienta que tú nunca encontraras ni conocerás a alguien mejor. Esto tampoco es cierto, porque hay muchas otras personas por el mundo que también son muy interesantes.

4. No controles a tu pareja

No seas demasiado controlador@. No culpes a tu pareja de cómo se siente y no le hagas sentir culpable si no tiene nada que ver con la situación.

Deja que vivan su vida, y si están dolidos , entonces puedes preguntarles sobre ello más tarde. Culparles solo hará que se sientan culpables y como si fuera la otra parte, los únicos que han hecho algo malo. A veces las personas reaccionan mal en ciertas situaciones debido a su tipo de personalidad. No intentes cambiarles porque eso únicamente empeorará las cosas para ambos como pareja.

5. No preguntes detalles sobre el/la ex de tu pareja

Si eres tú quien que está involucrad@ recientemente en una infidelidad, entonces no le pidas a tu pareja que te cuente todos los detalles de su ex pareja. Esto puede desencadenar un montón de problemas en su mente que pueden hacer que se sienta culpable y molest@.

Esto no es bueno para ninguno de los dos en este momento. Sólo hay que dejar pasar el tiempo para que ambos sanen y superen las cosas.

6. Intenta olvidar la infidelidad

Tienes que hacer todo lo posible por no estar todo el día pensando en la infidelidad, si es que ocurrió. Puedes pensar que esto es imposible, pero debes recordar que en realidad no es así. Cuando no puedas superarlo, intenta ignorar ese pensamiento o hablar de otras cosas.

Recuerda algo importante: lo que marcará la diferencia a partir de ahora, no es la forma de olvidar algo, sino en qué te centras en tu vida.

7. Recuerda que la relación sigue siendo importante

Recuerda que la relación sigue siendo importante. Si no puedes olvidarte de la infidelidad, entonces debes intentar pensar en otras cosas. Podrás seguir adelante y superar a alguien si te centras en otras cosas de tu vida y no únicamente en este punto. Así será más fácil que ambos se olviden de la infidelidad y comiencen a amarse de nuevo.

8. Cuida de ti mismo (y de tu pareja)

Cuida de ti mismo y de tu pareja en este momento. Ya está sufriendo bastante y no es prudente dejar que pierda el equilibrio mental y recurra al abuso de sustancias para escapar de vuestros problemas. Si estás realmente enfadad@ y herid@, es comprensible, pero si decides dar un paso atrás y ofrecer apoyo por la pérdida de la relación, tendrás más éxito a la hora de crear una relación nueva y saludable. Las parejas que se encuentran en esta situación deben recordar que las cosas mejorarán con el tiempo. Incluso puede decidir tomarse un tiempo de descanso mientras intenta sanarse emocionalmente para poder seguir adelante con su vida.

9. No vuelvas a tus viejos hábitos

Si no eres feliz en la relación, no vuelvas a tus viejos hábitos. Hacer esto hará que te sientas aún más frustrad@ e infeliz que antes porque sólo puede causar discusiones de nuevo entre ambos. No quieres tener las mismas discusiones y peleas que antes, ¿verdad? Entonces, debes intentar pensar en cosas nuevas y hacer cosas nuevas. De esta manera, podrás volver a sentirte bien contigo mism@ y podrás descubrirte también en nuevas facetas.

10. Recuerda tus sentimientos sobre la infidelidad

Recuerda tus sentimientos sobre la infidelidad. Si todavía estás muy dolid@ por ello, es comprensible y es completamente normal. No es necesario que te tomes demasiado tiempo para ello porque, con el paso del tiempo, esos sentimientos acabarán desapareciendo o la menos perdiendo intensidad. Aunque no desaparezcan del todo, pensar en ellos de nuevo no va a cambiar nada. Haz todo lo posible por dejar de lado los problemas personales que tuviste con la infidelidad y trata de centrarte en otras cosas. Asi podrás avanzar en tu vida o en vuestra vida juntos si asi lo decidís.

11. Recuerde los sentimientos de su pareja sobre la infidelidad

Recuerda también los sentimientos de tu pareja tras haber sucedido la infidelidad. Podrás sentirte mejor a medida que descubras más sobre ti y también la otra parte se sentirán mejor después de un tiempo. Esto os dará a ambos, quizás, la oportunidad de reconciliarse. Si no puedes superar la infidelidad de alguien, entonces asegúrate de que no volverá a ocurrir por ningún motivo o propósito, tenga o no que ver contigo.

12. Acepta que es difícil superar la infidelidad

Todavía hay algunas personas que argumentan que esto no es difícil en absoluto. Sin embargo, es difícil y te llevará tiempo aceptar que es así si te toca vivirlo en tus propias carnes. Es posible que te sientas enfadad@ y molest@ por el hecho de que no hayas sido capaz pasar página y que te encuentres lamentando lo ocurrido y todo lo que te ha pasado, pero al final, aceptar las cosas como son puede ser lo mejor para ti.

Es difícil aceptar el hecho de que tus sentimientos se han visto afectados a causa de la infidelidad, pero es así.

13. No esperes curarte de esto en poco tiempo

Puede que pienses que eres capaz de superar esto aún más rápido o mucho más rápido de lo que se supone, pero seguir adelante tras la infidelidad no va a suceder tan rápido. Cada persona tiene su propio tiempo para sanar y superar la infidelidad. Algunas personas lo experimentarán en menos de un mes; otras pueden tardar meses o incluso años antes de poder superar este dolor emocional. Todo depende de la capacidad y la fuerza de cada persona.

Haz lo posible por no compararte con otra persona que esté en una situación similar y que se esté curando igual de rápido que tú, porque puede que no sea así en la realidad.

14. No te expongas a más dolor emocional

Algunos creen que superar la infidelidad no va a ser un problema en absoluto y se supone que la persona estará bien después de la aventura sucedida. Sin embargo, algunas personas sufren un dolor emocional adicional incluso después de haber superado la infidelidad debido a lo que han vivido en el pasado. Mientras intentas sanar y salir de este dolor, no te expongas a un sufrimiento adicional manteniendo el contacto con la persona que causó este dolor emocional en tu vida. Esto añadirá otro nivel de dolor que podría desencadenar que vuelvas a este estado pasado y posiblemente causar consecuencias negativas como resultado de ello.

15. Tómate el día a día.

Es fácil quedar atrapado en el aquí y ahora y ser consumido por la ira, pero tomar y vivir el presente y el día a día te ayudará a permanecer con los pies en la tierra y a centrarte en lo que es más importante, que es sin duda alguna tu propia curación.

Eso suena mucho a “yo lo valgo”, lo cual, si se hace de forma consistente, también te ayudará a sanar.

 

CONCLUSIÓN

¿Cuáles son algunas formas de afrontar la infidelidad en una relación? ¿Qué opinas del sexo después de una infidelidad? ¿Cuál crees que es la mejor manera de afrontar una infidelidad? ¿Es mejor utilizar el “te quiero” que el “te echaré de menos”?

Algunas personas dicen que lo mejor es olvidar por completo y seguir adelante, pero ¿cómo debemos superar el engaño?

Creo que, a partir de ahora, lo mejor sería ir día a día y momento a momento, porque si tuviéramos un gran cartel que dijera “detente aquí, por favor, vuelve, ignora a esta persona y mantén la relación tal y como estaba”… realmente volver al pasado e intentar reparar antes: ¿querrías, podrías, lo harías, sabrías como…?

Quizás deberíais superarlo y empezar a hablar de nuevo de vuestra vida en pareja, sin sacar continuamente el tema del engaño, porque si lo ha habido, habrá una razón y esa seguro será anterior al engaño o quizás parte de la explicación del engaño.

Y si todo lo demás falla, ignorarlo y tratar de seguir adelante cada uno por su lado.

Espero que te haya servido de ayuda en tu situación o momento, pero en ningún caso va a ser baladí ni sencillo de aceptar, reconocer, explicar, …y mucho menos reparar.

Pero esto va a depender de un montón de ingredientes y factores en la pareja.

Y a ti, ¿Cómo ha sido tu experiencia en esto?

Soy Christine Lebriez

Por mi amplia experiencia de más de 27 años en psicología y coaching empresarial, mi formación internacional y variedad de técnicas; realizo diferentes tipos de intervenciones en función de cada situación y cliente; mi orientación es ecléctica.
Ofrezco soluciones profesionales a los problemas de la vida. Tu problema, es mi problema… Estoy aquí para tenderte una mano, mi pasión y vocación son las personas.
Como psicóloga y coach, mi objetivo es conseguir el bienestar de mis clientes. Aporto herramientas que aprenderás a manejar y aplicarás tú solo.

“Mi pasión son las personas, vivo por y para ellas, en cualquier vertiente, tanto en la clínica como en la empresa; está en mis venas y es mi esencia.”

Quiero compartir contigo mis valores:

  • Sesiones Presenciales y Online: «Siempre que lo necesites podrás contactar conmigo, en cualquier lugar, evitando desplazamientos, en cualquier país en cualquier idioma y cualquier hora (cita previa)»
  • 24 horas de Disponibilidad: Te ofrezco seguimiento continuado y, para ello, estoy disponible 24 horas al día, los 365 días del año. (cita previa)
  • Atención Personalizada: Cada caso es ÚNICO y diferente; combino diferentes técnicas para potenciar unos resultados más efectivos.

Trabajo según cada necesidad y preferencia del cliente. Adapto la sesión a cada caso, es un traje a medida para ti. Realizo una terapia personalizada y a medida atendiendo a cada caso en particular. Tendrás el lujo y el privilegio de tener sesiones exclusivas, únicas y personalizadas adaptadas a tu caso concreto.

  • 27 años de Experiencia con 93,7 % casos de ÉXITO
  • 3 idiomas (español, francés, inglés)
Puedes contactar conmigo siempre que lo necesites y seguirme en mis redes sociales o en mi página web:

Como llevarte bien con tu ex

En ocasiones poder poner fin a una relación se torna en una pesadilla, tanto para quien decide dejarlo como para la otra parte. Además, si por algún motivo estamos sentenciados a mantener relación con nuestro ex, todo es aún más difícil. En muchos casos hay un tsunami de emociones incontrolables, faltas de límites y de respeto que nos hacen quedarnos en el mismo sitio, sin poder avanzar. Esto nos va minando y empeorando aún más la posible futura relación que pasaremos a tener con nuestro ex. Aquí te doy la explicación básica de lo que sucede cuando una relación llega a su fin, con planes y proyectos truncados, y como usando la inteligencia emocional, podemos sin duda intentar “crear un nuevo estilo de relación” con unos mínimos para llevarnos correctamente.  

Al igual que una pareja acuda al abogado para tratar los temas materiales de la separación, es muy interesante que si la pareja no llega a gestionar emocionalmente bien la separación, puedan acudir a un especialista que les guie en este proceso

Hay parejas que cuando ponen fin a su relación, abren el melón del infierno durante un largo tiempo. Otras, sin embargo, consiguen tener una buena relación, incluso más que cordial, e incluso en algunos casos tan bien de nuevo, que pudieran generar celos a la nueva pareja.

Hay muchas parejas que consiguen reconducir su relación tras poner fin a la misma.

No debería de extrañarnos tanto, ya que se supone hablamos de personas maduras, equilibradas y con sentido común, capaces de reconducir todo tras llegar a la conclusión de que están mejor cada uno por su lado, pese a haber compartido parte de su vida juntos.

Sin embargo, es muy habitual encontrarnos justo con lo contrario, escenarios donde el contacto con el ex, puede llegar a ser una verdadera pesadilla. Las rupturas sentimentales, ya sean divorcios, separaciones o rupturas, suelen ser escenarios donde se aflora lo peor de cada uno de los miembros de la pareja, donde ya ni los límites se respetan. No es tan obvio ni sencillo aprender a llevar un nuevo estilo de relación con tu ex; con la persona que has convivido y creado planes o cuando menos diseñado un proyecto con ilusiones de cara al futuro.

Si hay hijos en la ecuación, el escenario se torna aún más complejo.

Es por eso que es vital RECONDUCIR la situación para facilitar que ambas partes puedan llegar como poco a unos mínimos correctos de respeto para facilitar el entendimiento. Pero ya no solo por los niños (que por supuesto) sino por uno mismo, para poder cerrar bien algo que tuvo significado en el pasado. Cerrar algo bien para darle su espacio en la línea del tiempo de nuestra vida, nos permite cerrar una puerta para abrir otra, o al menos seguir caminando para descubrir nuevos paisajes.

Mantener además una relativa buena relación con tú -ex, tiene sobre todo más ventajas que inconvenientes, además de evitar el estrés que pudiera haberos llevado ya a un gran desgaste. Piénsalo bien, para respira, y piénsalo de nuevo, es más productivo, beneficioso y ventajoso intentar llevarte bien.

Idealmente, a esto hay que sumar dosis de respeto, de modo que se puede asumir que ahora cada uno llevara la vida por su lado. Esto es un ejercicio de madurez y de aceptación.

¿Qué podemos hacer para llevarnos bien con l@s EX?

El DIÁLOGO: donde se puede discutir de modo civilizado cada una de las decisiones y como se va a hacer a partir de ahora.

ACEPTACIÓN Y REALISMO: poner una dosis de cordura y aceptar que a partir de ahora va a ser toros estilo y otro modo de relacionarnos con esta persona

TACTO: Aceptar que se ha terminado y echar mano del tacto, cautela y templanza. Poner dosis de inteligencia emocional e ir solventando los problemas o los encuentros según poco a poco van viniendo.

EL PASADO: estar rumiando el pasado no nos va a servir para avanzar ni para poner fin. Es más inteligente asumir que aquello que hubo ya no es, y que ahora es de otro modo. Si no estarás siempre en el ayer y no podrás estar en el aquí ni en el mañana.

MANEJO DE EMOCIONES: es importante no saltar como un volcán ante cualquier dato relacionado con nuestro EX. Podemos tener como es normal, sentimiento de rabia, frustración, fracaso, culpa, desesperanza, celos… Pero saber manejar el cóctel de emociones que nos invaden es esencial para no llegar a descontrolarnos y desequilibrarnos. El coste emocional es un alto precio a pagar, por eso saber gestionarlo es valioso. Si no puedes tu sol@, acude a un psicólogo que te ayuda a entender y canalizar esas emociones. Minimizar las emociones como: rabia, odio, culpa… ayuda a aceptar antes lo sucedido y poder pasar a nuevas fases.

PACIENCIA y COMPRENSIÓN: a veces es necesario un cierto tiempo. Sobre todo, si la decisión de ruptura es unilateral. Puede ser que la otra parte no lo desease y que eso le lleve un tiempo asumirlo, aceptarlo e incorporarlo como nuevo guion en su vida.

SER FLEXIBLE: Hay que empezar siendo algo flexible, si es posible, con las nuevas normas y costumbres, ya que están seguramente van a tener que cambiar.

BORRÓN Y CUENTA NUEVA: es fundamental adaptarse al nuevo escenario. Ninguno de los miembros tiene derecho sobre el otro, ni control sobre el otro. Tu ex ahora ya es libre de hacer lo que quiera con quien quiera, incluso si hay niños, claro está dentro de un orden.

NO INTROMISIONES: no podemos pues entrometernos ya en la vida del otro, ni controlarlo. Hay que pasar a poner espacio y límites donde quizás antes no los había. Esto es un ejercicio a ir haciendo poco a poco.

ACUDE A UN ESPECIALISTA:

Aun con todo hay muchas parejas que necesitan ayuda o guía psicológica a la hora de separarse. Si una pareja a la hora de dejar su relación, está en un torbellino emocional, y con ida y venida de cuchillos ensangrentados emocionalmente; lo mejor es que se dejen ayudar por un psicólogo; al igual que el abogado se encargara de la parte mas material, el terapeuta les ayudara a hacer las cosas mas civilizadamente, y en un mejor entorno para elaborar la ruptura y la nueva relación que han de llevar en caso de que se ven obligados a ello.

En el caso de que una de las partes no desee la separación, se producirá una fase inicial de negación. Esta fase, natural en el proceso, puede albergar aun esperanzas de que la otra parte vuelva. Lo mejor es dejar todo claro ante el tsunami emocional.

Cada pareja es un mundo y lo que se genera entre ellos depende de una gran cantidad de variables. Por eso es difícil hablar de tiempos, pues va a depender de muchos factores, motivos de la ruptura, si hay acuerdo por ambas partes, el tipo de vínculo… Así como cada uno tendrá una velocidad diferente para ponerse de nuevo a caminar de manera independiente.

Lo saludable es tomar el tiempo y el espacio necesario, y esto es único en cada pareja y en cada persona.

Soy Christine Lebriez

Por mi amplia experiencia de más de 27 años en psicología y coaching empresarial, mi formación internacional y variedad de técnicas; realizo diferentes tipos de intervenciones en función de cada situación y cliente; mi orientación es ecléctica.
Ofrezco soluciones profesionales a los problemas de la vida. Tu problema, es mi problema… Estoy aquí para tenderte una mano, mi pasión y vocación son las personas.
Como psicóloga y coach, mi objetivo es conseguir el bienestar de mis clientes. Aporto herramientas que aprenderás a manejar y aplicarás tú solo.

“Mi pasión son las personas, vivo por y para ellas, en cualquier vertiente, tanto en la clínica como en la empresa; está en mis venas y es mi esencia.”

Quiero compartir contigo mis valores:

  • Sesiones Presenciales y Online: «Siempre que lo necesites podrás contactar conmigo, en cualquier lugar, evitando desplazamientos, en cualquier país en cualquier idioma y cualquier hora (cita previa)»
  • 24 horas de Disponibilidad: Te ofrezco seguimiento continuado y, para ello, estoy disponible 24 horas al día, los 365 días del año. (cita previa)
  • Atención Personalizada: Cada caso es ÚNICO y diferente; combino diferentes técnicas para potenciar unos resultados más efectivos.

Trabajo según cada necesidad y preferencia del cliente. Adapto la sesión a cada caso, es un traje a medida para ti. Realizo una terapia personalizada y a medida atendiendo a cada caso en particular. Tendrás el lujo y el privilegio de tener sesiones exclusivas, únicas y personalizadas adaptadas a tu caso concreto.

  • 27 años de Experiencia con 93,7 % casos de ÉXITO
  • 3 idiomas (español, francés, inglés)
Puedes contactar conmigo siempre que lo necesites y seguirme en mis redes sociales o en mi página web:

Hablando de San Valentín… ¿Y las infidelidades?

Cupido atraviesa veloz nuestros corazones con la flecha romántica del amor irracional, pero del mismo modo nos atraviesa impíamente con la flecha marcada del sabor amargo de la infidelidad de nuestra pareja.

No hay casos únicos, ni fórmulas únicas en todo esto, va a depender del grado de cohesión de la pareja, de su capacidad de asumir lo sucedido, de analizar porque, de lo sucedido, de sus necesidades… Es decir, no hay una fórmula universal, hay tantas fórmulas como parejas en el mundo, porque cada pareja es, ciertamente, un mundo.

Van a intervenir muchas variables sobre la infidelidad: ¿infidelidad emocional o infidelidad sexual?, ¿puntual o frecuentemente?, ¿buscada o sobrevenida fortuitamente?

Además, hombres y mujeres lo van a interpretar de manera muy diferente.

Cuando se ha sido fruto de una infidelidad, una serie de emociones negativas incómodas van a aflorar: rabia, dolor, frustración, sentimientos de inferioridad, dudas, celo…

Y que hay de la persona infiel: ¿debe confesarlo y sincerarse? ¿Ocultarlo?, o ¿esperar a que lo descubran?

Varias caras de la moneda y distintas perspectivas de ver un problema que existe desde los tiempos más remotos en la historia de la humanidad.

El tiempo, la escucha, la voluntad…son factores importantes. Sea cual sé el final de la historia, lo relevante es seguir avanzando y no quedarse estancados.

Una infidelidad puede ser de dos tipos: Infidelidad física/sexual o Infidelidad emocional

Hombres y mujeres suelen tener opiniones diferentes y percepciones que valoran distintamente.

Pero lo esencial es lo que percibas tú y sobre todo como vivencias e interpretas lo sucedido. Fuera de cánones sociales, de creencias, de religiones y de teorías miles sobre qué es lo que está o no aceptado por los demás; solo tú eres quien vivencia en tu piel lo sucedido.

¿Qué hacer si tu pareja te ha sido infiel?, ¿y qué hacer si yo he sido infiel a mi pareja?

Hay dos caras de la moneda, veamos a continuación:

Tras una infidelidad, ¿Debemos contarla u ocultarla?

A veces una infidelidad puede surgir puntualmente sin buscarla; habiendo detrás un gran e indudables arrepentimientos; ¿debemos confesarlo? Es delicado pues hay personas que, aunque lo intentan, luego no pueden recuperar la confianza ni puede superarlo, y surge el fantasma de la duda y se torturan; con lo que quizás podemos plantearnos si es conveniente o no, y volcarnos de nuevo en recuperar el amor y la confianza, sabiendo fue algo accidental

Antes de decidir si lo contamos o no, debemos evaluar los motivos y las repercusiones; y así decidir.

Dependerá de:

  • La intencionalidad: una cosa es un tema fortuito y otra algo buscado intencionalmente
  • Frecuencia: Si es la primera y única o si es reiterado
  • Porque lo cuento: para desahogarme

Para seguir y antes de esto debo analizar la siguiente cuestión:

¿Debo perdonar una infidelidad?

La mayoría dicen que no la perdonarían, pero si hay sentimientos y años de relación… todo puede cambiar, y es lógico. No es tan sencillo tirar por la borda algo que se ha tardado mucho en construir.

Lo importante es decidir conscientemente, sin impulso ni presión. Analizar desde varios ángulos y perspectivas. Claro está que tener esa templanza en el momento que ha sucedido el acontecimiento, no es algo simple.

Algunos aspectos que puedes considerar a la hora de decidir si estás en disposición de perdonar una infidelidad son:

  • El grado de la infidelidad
  • Frecuencia de la infidelidad
  • Las causas que motivaron la infidelidad (casual o buscada)
  • El tipo de infidelidad: (emocional de lo sexual)
  • El daño que la traición ha causado
  • La posibilidad de recuperar la confianza.
  • Tus sentimientos hacia la otra persona

Por otro lado, hay que saber que, a veces perdonar conscientemente una infidelidad no es garantía de que se logre recuperar la relación porque muchas personas simplemente no logran olvidar lo sucedido y su herida se abre una y otra vez volviendo continuamente a esa traición infiel, de modo que ya no es posible avanzar de una manera fresca, ni se puede construir nada positivo, pudiendo tornarse la relación en tóxica o cuando menos difícil de sobrellevar. Y es que en algunos casos (no en todos), la infidelidad puede suponer un “antes y un después” en la relación, un puno de inflexión sin retorno.

En otros casos puede suponer una alarma roja, un “toc toc”, un aviso, de que algo no ha ido bien hasta ahora, un “estas en los laureles”. Si se tiene esa capacidad por ambas partes para interpretar lo sucedido con una cierta apertura (no baladí) ambas partes pueden iniciar un profundo proceso de introspección, como individuos y como pareja, y ver qué significado tiene lo sucedido en su trayectoria conjunta y cuál es el significado del mismo. Aquí pueden aprender a mirar lo sucedido como un punto de “llamada de atención” para retomar las cosas con un nuevo posicionamiento. Ponerse nuevas metas como pareja, nuevos objetivos y nuevos retos y así salir fortalecidos.

La ayuda de un psicólogo siempre puede dar soporte para reconducir, bien para unir, bien para separar, bien para enfocar las cosas de otro modo…

Otras personas no le darán una gran importancia, interpretando que son cosas que suceden, y podrán vivir y convivir con lo sucedido sin mayores, sin interpretar traición o deslealtad.

No hay casos únicos, ni fórmulas únicas en todo esto, como dijimos antes, va a depender del grado de cohesión de la pareja, de su capacidad de asumir lo sucedido, de analizar porque, de lo sucedido, de sus necesidades… Es decir, no hay una fórmula universal, hay tantas fórmulas como parejas en el mundo, porque cada pareja es, ciertamente, un mundo.

Sea como fuere, y, de cualquier modo, tome el rumbo que tome y sea cual sea el final; hay algo indispensable: “Aprender a perdonar y aprender a olvidar”, sin perdón no habrá olvido. Así que esto se torna esencial para superar una infidelidad y lograr que la relación salga fortalecida, y no se quede estancada, pero esto es un camino muy complicado y para nada sencillo.

En ocasiones, si piensas que no vas a ser capaz de comenzar desde cero, la mejor solución suele ser la ruptura; de lo contrario el daño será mayor, pues el resentimiento, rencor y celos pueden convertirse en armas de doble filo.

Y es que realmente no se puede comenzar de cero, pero si asumir e integrar lo sucedido (ya sea en uno o en otro lado, quien a sido infiel o a quien le han sido infiel), aprender de ello e incorporarlo para poder vivir con ello.

Se han hecho varios estudios al respecto, y según reflejan dichos estudios, es interesante saber que hombres y mujeres no reaccionan del mismo modo y no estamos dispuestos a perdonar y olvidar las mismas cosas.  Según un estudio americano, a los hombres les es más fácil perdonar una infidelidad cuando se trata de un engaño emocional (y no solamente algo sexual), mientras que muy al contrario a las mujeres en general, les es más difícil olvidar y perdona una traición o infidelidad si ha habido implicación emocional (y no solamente algo sexual

¿Se puede perdonar una infidelidad? ¿Se puede olvidar?

Traicioand@ y traicionad@r, ambos dos pueden llegar a sufrir, porque quien traiciona también puede llevar su penitencia por dentro. Pero está claro que quien ha sido traicionado por mucho que se lo proponga, experimenta la realidad de que perdonar y olvidar una traición o infidelidad amorosa es algo muy complicado mentalmente.

Como he comentado, no hay fórmulas únicas ni mágicas en todo esto, va a depender de multitud de variables implicadas en la ecuación. No hay una formula universal de libro a aplicar genéricamente.

Lo que si es claro es que hace falta un nuevo ingrediente: EL TIEMPO.  No se va a solucionar todo en un día, ya que estamos en el mundo de las emociones y esto lleva un proceso temporal diferente; se cuece a fuego lento y lleva su proceso.

Afloraran emociones incomodas y poco familiares hasta ahora como la ira, la rabia, el rencor, el resentimiento, la frustración…Puede que incluso fácilmente toque la autoestima y valoración personas de quien ha sido traicionado…

Por eso hay que ser delicad@ y se hace fundamental una labor de escucha a la pareja para poder entender el túnel oscuro por el que está pasando. Hablar y exteriorizar como la persona se siente tras haber sido traicionado, y estar dispuesto a escuchar con actitud de comprensión. Como la otra persona también puede reaccionar de distintos modos: justificando, excusando, no entendiendo, sin comprensión, negando…y un sinfín de posibilidades; es muy recomendable en este punto acudir a un psicólogo, donde ambos de una manera muy neutral, puedan recibir ayuda como “individuos” (recuperar la autoestima y confianza en si mismo) y como “equipo” (recuperar la confianza en la pareja y apostar por el equipo) y con esa ayuda y la guía necesaria puedan avanzar en un sentido o en otro.

Cada caso es un mundo, y cada pareja un universo único. Nunca digas: “de esta agua no beberé” porque no sabemos a ciencia cierta como actuaríamos en estos casos, en uno y en otro papel.

No dudes en acudir a un psicólogo, siempre va a ser de gran ayuda.

Soy Christine Lebriez

Por mi amplia experiencia de más de 27 años en psicología y coaching empresarial, mi formación internacional y variedad de técnicas; realizo diferentes tipos de intervenciones en función de cada situación y cliente; mi orientación es ecléctica.
Ofrezco soluciones profesionales a los problemas de la vida. Tu problema, es mi problema… Estoy aquí para tenderte una mano, mi pasión y vocación son las personas.
Como psicóloga y coach, mi objetivo es conseguir el bienestar de mis clientes. Aporto herramientas que aprenderás a manejar y aplicarás tú solo.

“Mi pasión son las personas, vivo por y para ellas, en cualquier vertiente, tanto en la clínica como en la empresa; está en mis venas y es mi esencia.”

Quiero compartir contigo mis valores:

  • Sesiones Presenciales y Online: «Siempre que lo necesites podrás contactar conmigo, en cualquier lugar, evitando desplazamientos, en cualquier país en cualquier idioma y cualquier hora (cita previa)»
  • 24 horas de Disponibilidad: Te ofrezco seguimiento continuado y, para ello, estoy disponible 24 horas al día, los 365 días del año. (cita previa)
  • Atención Personalizada: Cada caso es ÚNICO y diferente; combino diferentes técnicas para potenciar unos resultados más efectivos.

Trabajo según cada necesidad y preferencia del cliente. Adapto la sesión a cada caso, es un traje a medida para ti. Realizo una terapia personalizada y a medida atendiendo a cada caso en particular. Tendrás el lujo y el privilegio de tener sesiones exclusivas, únicas y personalizadas adaptadas a tu caso concreto.

  • 27 años de Experiencia con 93,7 % casos de ÉXITO
  • 3 idiomas (español, francés, inglés)
Puedes contactar conmigo siempre que lo necesites y seguirme en mis redes sociales o en mi página web:
sexo despues del embarazo

Sexo después de tener un bebé

¿Ha habido recientemente un nuevo miembro de la familia? Si es así, ¡felicidades! No hay nada más emocionante ni gratificante que convertirse en padre y madre ¡¡¡
A pesar de lo gratificante y emocionante que puede ser, convertirse en un nuevo padre, es posible que queráis empezar a volver a vuestras rutinas normales. Dependiendo de la relación con tu mujer o tu marido, esa rutina puede haber incluido el sexo diario o regular.
Por desgracia, muchas parejas se decepcionan al saber que su vida sexual no va a ser como antes, al menos de inmediato.

Recomponerse para poder mantener relaciones tras ser padres

¿Deseando tener relaciones sexuales tras los meses de embarazo? Sin embargo, no es sólo una cuestión de la libido, sino además del estado del cuerpo de la mujer.
Muchas mujeres, tras la maternidad, se sienten impotentes y abrumadas después del nacimiento de un bebé.
El cuerpo femenino, ha experimentado grandes cambios fisiológicos, y por ello es necesario una buena dosis de paciencia hasta poder volver a recuperar y fortalecer el cuerpo.
Muchas parejas se decepcionan incluso preocupan, al saber que su vida sexual no va a ser como antes, al menos de inmediato. Pero no temas, es una cuestión sobre todo de tiempo, espacio y cuidados especialmente para la mujer, ya que físicamente e incluso emocionalmente y psicológicamente, necesitas recomponerte para volver a tu estado anterior.
Quizás las hormonas femeninas aun estas descontroladas, o quizás aparezca una posible depresión postparto, o quizás sea tu cuerpo que aun ha de tomar tiempo para volver a su estado habitual.
Todo esto es normal, pero el tiempo, espacio y cuidados, harán que volváis a vuestro estado anterior.
Te cuento más a continuación:

Cada mujer es única. Cada caso es diferente

De hecho, ¿sabías que las mujeres necesitan tiempo para recuperarse después de tener un bebé? Muchos médicos recomiendan esperar un tiempo antes de tener relaciones sexuales después de dar a luz.
Lo cierto es que no hay un periodo temporal obligado que haya que respetar o cumplir antes de volver a tener relaciones sexuales, pero sí que muchos expertos en salud recomiendan esperar un tiempo de unas cuatro-seis semanas, aunque no se puede generalizar. Se trata de evitar cualquier complicación después de haber dado a luz, ya que tu cuerpo ha de recomponerse; el útero donde ha estado la placenta ha de reestablecerse de nuevo, falta de lubricación, perineo con pérdida de flexibilidad, músculos aun contraídos…

Dicho esto, tu mujer puede ser diferente, ya que cada mujer es diferente, y cada físico es único, incluso el sistema hormonal de cada mujer varía mucho de unas a otras. Puede estar preparada para reanudar la intimidad antes o después del plazo medio recomendado, pero eso es algo que solo vosotros vais a poder comprobar en cada caso.
Para dar tiempo, por otro lado, es importante no tener grandes expectativas de inmediato. Estas expectativas también deben incluir algo más que la intimidad. Como ya se ha dicho, tener un bebé es emocionante y gratificante, pero también puede ser muy abrumador para los nuevos padres, especialmente para las madres. Las sesiones de alimentación a altas horas de la noche y los bebés inquietos pueden impedir que en este caso la mujer pueda iniciar el sexo, así como completar muchas de sus tareas diarias, como limpiar la casa o tener la cena preparada a tiempo.
Hablando de eso, si quieres mejorar la intimidad en su relación y no sólo en el dormitorio, aseguraros los dos de ser padres colaborativos, que participáis y ayudáis en el reparto de tareas y funciones. Esto puede implicar una sesión de alimentación nocturna con tu nuevo bebé, lavar los platos, preparar la cena, etc. Cualquier cosa que ayude a dar tiempo a la otra parte, y hacer sentir a la otra parte que los dos miembros están implicados.

En algunos casos se necesita un poco de tiempo y paciencia

Muchas madres primerizas se sienten impotentes y abrumadas inmediatamente después del nacimiento de un bebé. No dejes que tu mujer se sienta así. Los gestos amables de ayuda por tu parte pueden mejorar vuestra relación y en más de un sentido.

También es importante que no presionemos a la otra parte para que se tengan relaciones sexuales, ya que puede que la otra parte, sobre todo la mujer, se sienta incómoda o no esté preparada todavía para ello. Como se ha dicho anteriormente, las mujeres tardan en recuperarse después de tener un bebé. Puede que como mujer no se sienta sexy, o incluso puede ser que inicialmente le duela.


También es importante tener en cuenta otros factores. ¿El bebé duerme en vuestra habitación? Si es así, es posible que no os sintáis cómodos para tener relaciones íntimas en ese momento, y en presencia del bebe.
También es posible que tu mujer no esté dispuesta a contratar a una niñera o incluso a permitir que un familiar de confianza cuide de su hijo, bien por miedo a que le suceda algo, o por incertidumbre o desconfianza de a quien lo va a dejar. Esto significa que un fin de semana o una noche romántica fuera de casa suele quedar descartada o en caso de que suceda que se convierta en algo realmente estresante y con pocas ganas o incluso tiempo para posteriormente volver a retomar y mantener relaciones íntimas . La mayoría de las madres primerizas necesitan meses o incluso más tiempo antes de estar preparadas para este gran paso, aunque como he comentado, a lo largo de mis terapias, he observado que cada caso es diferente y no tiene mucho que ver una pareja con otra.

Es aconsejable los ejercicios de Kegel (se contrae la zona perineal a voluntad) , el descanso y reposo, y la recuperación tas el parto.


Si tu mujer no esté preparada todavía para reanudar la intimidad en vuestra relación, es importante que tengas paciencia. En lugar de lamentarse por no tener sexo, trabaja para ello. Aproveche el tiempo para “sorprender” de nuevo a tu mujer. Hazlo con gestos románticos, como preparar una buena cena en casa, flores y notas de amor, e incluso y desde luego liberándola de esos tiempos de cuidado del bebe de modo que ella disponga de tiempo para sí misma.

Se requiere un tiempo de pareja para adaptarse a la nueva vida con un bebe recién nacido. Se pueden buscar nuevas formas antes no experimentadas, mantener la intimidad de otro modo y buscar nuevas maneras de cariño y amor, incluso buscar la satisfacción sexual sin necesariamente la existencia del coito o penetración. EL sexo va más allá que la penetración y se pueden experimentar variedades como las caricias, abrazos, masajes, sexo oral, masturbación…

A nivel hormonal, puede surgir la “depresión posparto” en la mujer, con importantes cambios de humor, cansancio, falta de ánimo etc…en cuyo caso es recomendable la visita a un especialista.
La comunicación entre vosotros, es esencial, para poder compartir vuestro estado, inquietudes, necesidades…