Christine Lebriez

Como gestionar la frustración en tu vida

frustación

Siempre he considerado que nos deberían educar a todos en “la tolerancia a la frustración” y en como “gestionar la frustración”, y esto es así porque es consustancial a la vida misma, casi como el respirar.

Si no tenemos este principio claro, la no aceptación de la frustración en la vida, nos puede llegar a pasar una dura factura, haciéndonos sentir no merecedores, débiles, o incluso fracasados.

Ye en las escuelas deberían enseñarnos este principio, y es que a veces, las cosas no son como queremos o deseamos, por mucho que no hayamos querido sorprendentemente la vida te sorprende con otro resultado o con aspectos que se escapan de tu control o posibilidades.

Pero no por ellos debes permitir que tu autoestima se vea afectada negativamente por ello.

Es mucho más sano y ecológico desde un punto de vista psicológico: reconocer tu frustración para poder gestionarla.

En otras ocasiones la frustración aparece porque las expectativas o los objetivos que nos hemos marcado, no son del todo realistas o están fuera de nuestras posibilidades, pero no por ello hemos de fustigarnos atribuyéndonos un sentimiento de inutilidad.

¿Sabes qué es frustración? Pues la definición más sencilla de la misma es “una sensación emocional de imposibilidad”. La sensación de que una meta, ser o acción no se está haciendo realidad porque pese a los esfuerzos o el interés puesto en ello.

¿Cómo puede afectarnos esa situación? Algunas personas llegan a una aceptación razonable sin tener ningún mal estar por esa “imposibilidad” pero puede haber otras personas que, cuando se sienten frustradas, comienzan a pensar de un modo negativo, de culpa, de incompetencia personal, inutilidad, no ser suficientes… Y es que hay que saber encajar algunos golpes de la vida sin hacernos daño.

Algunas personas experimentan una sensación de frustración tan intensa que puede llegar a ser incluso más difícil de manejar que una angustia (o cualquier otra problemática).

Esta sensación de frustración aplastante se produce cuando alguien intenta todo lo posible para resolver algún problema, lograr un deseo o un objetivo;  sin éxito.

Tenemos que evaluar qué áreas o aspectos pueden ser frustrantes para cada uno, pues es algo absolutamente personal y subjetivos.

En esta línea es muy útil e interesante identificar las razones psicológicas por las que se produce la frustración en cada caso, ya que no va a ser lo mismo para todos.

La frustración puede estar siempre ahí fuera, acechándonos, pero lo más importante es entender cómo manejar esta frustración en nuestros intercambios sociales y en general en la vida y poder aprender a desarrollar algunas habilidades que te ayudarán a resolver los problemas.

Una persona experimenta una sensación de frustración, es muy probable que haya sufrido alguna experiencia en la que no pudo encontrar la solución a su problema, satisfacer tu deseo o alcanzar algún tipo de objetivo, y esto tanto en el área personal como en la profesional o en cualquier aspecto de su vida.

Según esto, es fácil entender que, en realidad, la mayoría de las personas experimentamos frustraciones en nuestras vidas en algún momento dado y en alguna o varias áreas de nuestra vida. Y esto es asi, porque a veces (por no decir muchas veces) las cosas no suceden como queremos, por que no todo depende siempre de nosotros, o no todo está siempre bajo nuestro control.

Esto puede ser igualmente cierto para los problemas del día a día y en las pequeñas cosas, pero también como en los grandes aspectos y proyectos.

Para algunas personas esta sensación de frustración se torna en una sensación mucho más fuerte, abrumadora y demoledora.

En algunos casos se convierte en “frustración crónica”, cuando constantemente la persona está frustrada, no importa cuántas cosas positivas ocurren a su alrededor, el hecho es que siempre van a estar frustrados

gestión de la frutación

Tres son los factores que contribuyen a esta situación de frustración crónica y constante:

esfuerzo

Cuales son las CLAVES para superar la frustración:

  • Desarrolla un sistema de creencias sólido. Desarrolla y mantén un fuerte sistema de creencias que te ayude a ser positivo y a tener fe en ti mismo.
  • Medita con regularidad si es posible, o al menos reflexionar y no ir con el piloto automático puesto.
  • Reconoce cuando te sientas frustrado. Suena obvio, pero eso no lo hace menos cierto: el primer paso para lidiar con la frustración es, ciertamente, reconocerla. …
  • Confía en tu potencial: porque algo no haya sucedido acorde a tu deseo, no te invalida. Quizás haya que reajustar expectativas, no poner el listo tan alto, no ser tan exigente…… Pero sobre todo intenta no atribuiré la culpa.
  • Reconoce tus limitaciones: no eres infalible, ni nadie lo es, así que no pretendas serlo
  • No tomes nada personal: has hecho lo que has podido, o lo que estaba en tus manos, el resto es ya las reglas de la vida.
  • Ajusta las expectativas, porque quizás has querido ir demasiado lejos, sin tener conocimiento del coste que significaba. Simplemente, ajusta ahora; “es de sabios rectificar” …
  • En esta situación en particular, lo que uno debe hacer es cambiar la actitud y evaluar el panorama con toda la objetividad posible y de un modo absolutamente realista y pensar en cómo poder afrontar esta situación haciendo todo lo que está en tus manos. Y si una vez aplicado esto, no puedes hacer nada más, asumir que a veces las cosas no solo dependen de nuestras máximas acciones.
  • Sabemos que la frustración es “una sensación emocional” y como tal, lo más interesante y recomendable es aprender a “reinterpretar” lo sucedido para que podamos encajarlo de una manera psicológicamente más adecuada.
  • Todo tipo de miedos pueden aparecer, inseguridades, sensación de culpa y de incapacidad de logro. Todo ello, injustamente pensado, no te hace ningún beneficio.
  • Cada persona con cualquier problema o desafío puede enfrentarse a un momento de frustración. Permite que tu frustración asome y aflore, es sano que la reconozcas y la sientas para así poder reinterpretarla.
  • Hay que confrontar tus pensamientos y reajustarlos, para que ese malestar mental no te torture.
  • Darse cuenta de que la frustración forma parte de la vida, en todo y para todos, y es común a la humanidad y propia de la vida. Es una emoción normal por la que todo el mundo pasa en algún momento de su vida
  • Observa las cosas de forma objetiva para intentar evitar reacciones emocionales exageradas (ira, tristeza, etc.)
frutacacion gestion
  • Céntrate en las soluciones y no en el problema en sí. Esto te ayudará a ganar control y a sentirte mejor contigo mismo y con la situación en general.
  • Date cuenta de que cualquier emoción puede ser peligrosa si reaccionas a ella de forma incorrecta, como la tristeza o la ira. Sin embargo, las emociones son poderosos, motivadores y pueden utilizarse para lograr un éxito duradero en tu vida. En lugar de permitirte enfadarte por una situación, intenta ser compasivo y comprensivo: en lugar de ver la situación como algo malo, ¡mírala como una oportunidad para algo mejor! ¡Esto te ayudará a ganar más control en tu vida y eventualmente te llevará a un mayor éxito!
  • No te permitas enfadarte por los acontecimientos sencillos del día a día en tu vida. En lugar de centrarte en los malos acontecimientos que ocurren en tu vida, intenta centrarte en las cosas buenas. ¡Esto te ayudará a ganar más control y ser más feliz como resultado!
  • Trata de ser optimista. Ten fe en que algo bueno saldrá de cualquier cosa que ocurra en tu vida, y mantente siempre positivo.
  • Mantén la perspectiva de una mala situación. Lo que parece el fin del mundo puede no ser tan malo como crees. A veces, podemos exagerar las situaciones que son malas en nuestras vidas para hacerlas parecer peores de lo que son. Intenta mantener las cosas en perspectiva y recuerda ponerlas en un nivel de importancia equilibrado.
  • Tómate perspectiva una vez más. Recuerda que hoy sobrevivirás con éxito, incluso si tu día anterior fue duro o frustrante, hoy va a ocurrir algo emocionante y permítete ilusionarte con lo que te depara el futuro.
  • No pienses demasiado. En lugar de eso, márcate micros objetivos: céntrate en las cosas que puedes hacer hoy en tu vida. Trata de mirar las cosas buenas que has hecho en días anteriores y ve lo bueno que puedes hacer hoy también. ¡Para tener éxito, debes mantenerte positivo y ser optimista sobre tu futuro!

Soy Christine Lebriez

Por mi amplia experiencia de más de 27 años en psicología y coaching empresarial, mi formación internacional y variedad de técnicas; realizo diferentes tipos de intervenciones en función de cada situación y cliente; mi orientación es ecléctica.
Ofrezco soluciones profesionales a los problemas de la vida. Tu problema, es mi problema… Estoy aquí para tenderte una mano, mi pasión y vocación son las personas.
Como psicóloga y coach, mi objetivo es conseguir el bienestar de mis clientes. Aporto herramientas que aprenderás a manejar y aplicarás tú solo.

“Mi pasión son las personas, vivo por y para ellas, en cualquier vertiente, tanto en la clínica como en la empresa; está en mis venas y es mi esencia.”

Quiero compartir contigo mis valores:

  • Sesiones Presenciales y Online: «Siempre que lo necesites podrás contactar conmigo, en cualquier lugar, evitando desplazamientos, en cualquier país en cualquier idioma y cualquier hora (cita previa)»
  • 24 horas de Disponibilidad: Te ofrezco seguimiento continuado y, para ello, estoy disponible 24 horas al día, los 365 días del año. (cita previa)
  • Atención Personalizada: Cada caso es ÚNICO y diferente; combino diferentes técnicas para potenciar unos resultados más efectivos.

Trabajo según cada necesidad y preferencia del cliente. Adapto la sesión a cada caso, es un traje a medida para ti. Realizo una terapia personalizada y a medida atendiendo a cada caso en particular. Tendrás el lujo y el privilegio de tener sesiones exclusivas, únicas y personalizadas adaptadas a tu caso concreto.

  • 27 años de Experiencia con 93,7 % casos de ÉXITO
  • 3 idiomas (español, francés, inglés)
Puedes contactar conmigo siempre que lo necesites y seguirme en mis redes sociales o en mi página web: www.christinelebriez.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×