Christine Lebriez

15 Técnicas psicológicas para superar una ruptura amorosa

Una ruptura amorosa puede ser dolorosa debido a varios factores psicológicos y emocionales que entran en juego.

En ocasiones hay que atravesar las fases del duelo. Los motivos de la ruptura también pueden influir en cómo vivir esa ruptura. También si las dos partes están de acuerdo o si viene principalmente de uno de los miembros. 

Incluso si es algo que se veía venir siendo deterioro del tiempo, o si bien es algo por sorpresa e inesperado. También la duración de la relación, si han sido unos meses o si es más prolongada o la de toda la vida. El uso de técnicas psicológicas para superar una ruptura amorosa te ayudarán a atravesar esta fase de duelo en una ruptura de pareja.

Factores que Entran en Juego a la Hora de Superar una Ruputura de Pareja:

Veamos algunos factores que entran en juego a la hora de superar una ruptura de pareja; quizás te puedas identificar con alguna de ellos:

1. Vínculo Emocional

Durante una relación amorosa, se establece un vínculo emocional profundo con la pareja. Existe una conexión íntima, compartiendo momentos, experiencias y emociones. Cuando esa conexión se rompe, puede generar un sentimiento de pérdida y vacío emocional.

2. Pérdida de Expectativas

En una relación, se crean expectativas sobre el futuro y la continuidad de la misma. Cuando la relación llega a su fin, esas expectativas se ven truncadas, lo que puede causar decepción, tristeza y dolor.

3. Cambio de Identidad

Durante una relación, es común que se desarrolle una identidad compartida con la pareja. Se forman rutinas, roles y se establece una vida en conjunto. La ruptura implica un cambio en esa identidad, y puede generar una sensación de pérdida de uno mismo/a, así como la necesidad de reconstruir una nueva identidad individual.

4. Miedo a la Soledad

Después de una ruptura, es posible experimentar miedo a la soledad y a enfrentar la vida sin la compañía y el apoyo emocional de la pareja. El miedo a estar solo/a puede intensificar el dolor emocional y generar ansiedad.

5. Autoestima y Autoconcepto

Una ruptura puede afectar la autoestima y el autoconcepto de una persona. Es común cuestionarse a uno mismo/a, sentirse rechazado/a o pensar que uno/a no es lo suficientemente valioso/a. Estos sentimientos negativos pueden contribuir al dolor emocional y dificultar el proceso de curación.

6. Recuerdos y Nostalgia

Después de una ruptura amorosa, es normal recordar los momentos felices y los momentos compartidos con la pareja. Estos recuerdos pueden generar nostalgia y añoranza, lo que aumenta el dolor de la ruptura y la dificultad para pasar página y poder avanzar en nuevos capítulos de la vida.

7. Incretidumbre Sobre el Futuro

Una ruptura puede generar incertidumbre sobre el futuro y el temor a enfrentar la vida sin la pareja. Preguntas cómo «¿encontraré a alguien más?» o «¿seré feliz nuevamente?» ¿seré capaz de estar de nuevo en pareja? pueden generar ansiedad y dolor emocional.

El Duelo Tras una Ruptura

Es importante reconocer que el proceso de duelo y recuperación después de una ruptura amorosa es único para cada persona y no existe un manual, es diferente en cada caso y entran en juego múltiples variables personales y circunstanciales.

Cada individuo puede experimentar y procesar el dolor de manera diferente. Darse tiempo para sanar, buscar apoyo emocional y cuidar de sí mismo/a son aspectos fundamentales para superar una ruptura amorosa.

De cualquier modo, superar una ruptura amorosa puede ser un proceso emocionalmente desafiante.

Técnicas Psicológicas para Superar una Ruptura Amorosa:

Aquí tienes 15 técnicas psicológicas que pueden ayudarte a enfrentar y superar una ruptura amorosa:

1. Permitete Sentir, y Procesa tus Emociones

Es importante permitirte sentir y expresar tus emociones después de una ruptura. Llorar, sentir tristeza o enojo es normal y saludable. No reprimas tus emociones, déjalas salir. Es normal que vivas un tsunami de emociones variadas y encontradas. Así que deja que se manifiesten.

Permítete experimentar y procesar todas las emociones que surjan, como tristeza, enojo, frustración o confusión. Reconoce y valida tus sentimientos sin juzgarte a ti mismo/a. Puedes expresar tus emociones a través de la escritura, la terapia, hablar con amigos de confianza o practicar actividades artísticas.

2. Evita la Rumiación

Evita quedarte atrapado/a en pensamientos negativos y recurrentes sobre la relación pasada. La rumiación prolongada puede prolongar el dolor y dificultar el proceso de curación. Cuando te encuentres rumiando, distrae tu mente con actividades productivas, sal a caminar, medita o practica técnicas de relajación para desviar tu atención. 

Práctica la “para de pensamientos” y el “stop” de modo que tu mente empiece a pensar en otras cosas y no sea un monotema sobre la ruptura. En las conversaciones con amigos, trata de sacar otros temas de la vida y que tu ruptura no sea monotema ni el centro de todas las conversaciones con todo el mundo.

3. Acepta la Situación

Aceptar que la relación ha terminado es un paso fundamental. Reconoce que es una realidad y evita aferrarte a falsas esperanzas o fantasías de reconciliación. Acepta que la relación ha llegado a su fin y que ahora debes seguir adelante y pasar página para así poder avanzar y no quedarte estancado ni anclado a esa persona.

4. Reflexiona Sobre la Relación

Reflexionar sobre la relación pasada puede ayudarte a aprender lecciones valiosas de cara al futuro. Considera las fortalezas y debilidades de la relación, los patrones negativos que podrías querer evitar en el futuro y las oportunidades de crecimiento personal que puedes extraer de la experiencia. 

Lo que ha sucedido, es seguro una fuente de aprendizaje y crecimiento para ti, es doloroso, pero no desperdicies las lecciones de la vida. De este modo en nuevas ocasiones habrás incorporado nuevos aprendizajes. Esta es una de las Técnicas psicológicas para superar una ruptura amorosa que te lleva a la autoreflexión.

5. Practica el Perdón

Aprende a perdonarte a ti mismo/a y a tu ex pareja. El perdón no significa olvidar o justificar el dolor que experimentaste, sino liberarte de la carga emocional y el resentimiento. Perdonar te permitirá cerrar ese capítulo de tu vida y avanzar hacia la curación y el crecimiento personal. 

Tanto si has dejado, como si te dejan, tanto si ha sido inesperado y súbito, como si se veía venir; el perdón te ayudará a avanzar con algunas emociones no tan facilitadoras para el cambio. El perdón te liberará en muchos aspectos para poder avanzar.

6. Busca Apoyo

Es muy recomendable, que no enfrentes la ruptura sólo/a. Busca el apoyo de amigos, familiares o un terapeuta. Compartir tus sentimientos y experiencias puede aliviar el dolor emocional y brindarte una perspectiva diferente. Además, verás que otras personas han pasado por lo mismo y han podido superarlo.

7. Establece Límites de Contacto

Durante un tiempo, considera establecer límites de contacto con tu ex pareja. Esto te ayudará a desvincularte emocionalmente y a enfocarte en tu propio proceso de curación. Mantener los lazos no va ayudarte a romper el vínculo emocional. Se valiente y rompe en la medida de los posible los lazos que puedan unirte. 

Cuando estés preparado/A, ya habrá quizás tiempo de contacto sin que suponga para ti “una posibilidad de volver”, pero para eso, has de romper de momento. Cambia de amistades, toma distancia de sus familiares, vecinos etc y todo lo que pueda ser una fuente de información de tu ex.

Esta es una de las Técnicas psicológicas que quizás te cueste llevar a cabo; has de estar preparado/a

8. Establece Límites en las Redes Sociales

Considera establecer límites en el uso de las redes sociales para evitar obsesionarte con la vida de tu ex pareja. Desconectar o dejar de seguir a tu ex en las redes sociales puede ayudarte a no estar constantemente expuesto/a a sus publicaciones y facilitar el distanciamiento emocional.
limerencia tratamiento
Pide expresamente a los amigos comunes, que no te den noticias de tu ex. Una clara técnica psicológica que es de gran ayuda.

9. Cuídate a ti Mismo/a

Prioriza tu bienestar físico y emocional. Come saludablemente, haz ejercicio regularmente, duerme lo suficiente y realiza actividades que disfrutes. Cuidar de ti mismo/a te ayudará a recuperar tu equilibrio y fortaleza.
Date permiso para cuidarte y mimarte. Realiza actividades que te hagan sentir bien, como tomar baños relajantes, leer un libro, escuchar música o ver películas. 

Haz cosas que te reconforten y te ayuden a sanar. Además del autocuidado físico, trata de practicar “el autocuidado emocional”: dedica tiempo a cuidar tu salud emocional. Busca actividades que te brinden alegría y tranquilidad, como practicar deportes, hacer yoga, leer libros inspiradores, escuchar música relajante o practicar técnicas de respiración profunda. Aprende a escucharte a ti mismo/a y a satisfacer tus necesidades emocionales o bien busca un guía o psicólogo que te ayude en este punto.

10. Establece Metas Personales

Establece nuevas metas y actividades que te ayuden a enfocarte en tu crecimiento personal. Aprende algo nuevo, viaja, dedica tiempo a tus pasiones o desarrolla habilidades. Esto te ayudará a construir una nueva identidad fuera de la relación pasada. 

Eso sí, trata de establecer metas realistas: Establece metas pequeñas y alcanzables para ti mismo/a. Pueden ser metas relacionadas con tu carrera, educación, salud, relaciones sociales o desarrollo personal. Estas metas te brindarán un sentido de propósito y logro, y te ayudarán a enfocarte en el futuro en lugar de quedarte atrapado/a en el pasado.

11. Evita la Idealización

Es común idealizar a una ex pareja después de una ruptura y recordar solo los buenos momentos. Recuerda también las razones por las que la relación terminó y evita romantizar el pasado. Mantén una perspectiva realista sobre la relación y no te agarres únicamente a lo bueno y a los momentos felices, pues siendo realistas, seguro también los hubo en el otro sentido.

12. Establece una Rutina

Mantén una rutina diaria estructurada para darte una sensación de estabilidad y normalidad. Esto te ayudará a mantener el enfoque y evitar que te consuma el dolor de la ruptura. Estar centrado y tener orientación diaria, con un objetivo de “superar este momento”, te ayudará a tener metas.

13. Date Tiempo

No exijas velocidad ni premura, por mucho que duela, recuerda que sanar de una ruptura lleva tiempo. No te apresures en encontrar una nueva relación o en olvidar completamente a tu ex pareja. Date tiempo para sanar, aprender de la experiencia y reconstruir tu vida.

14. Rodéate de Apoyo Positivo

Busca el apoyo de tus amigos y familiares que te brinden un ambiente de apoyo y comprensión. Comparte tus sentimientos y preocupaciones con ellos, y permíteles estar allí para ti.

15. Ábrete y Explora Nuevas Experiencias

Sal de tu zona de confort y busca nuevas experiencias y actividades. Esto te ayudará a redescubrirte a ti mismo/a, ampliar tus horizontes y construir una vida plena fuera

Recuerda que cada persona y situación es única, por lo que estas técnicas psicológicas para superar una ruptura amorosa pueden funcionar de manera diferente para cada individuo.

Si sientes que estás teniendo dificultades para superar la ruptura, considera buscar el apoyo de un profesional de la salud mental. 

Estoy aquí para ayudarte

Por mi amplia experiencia de más de 27 años en psicología y coaching empresarial, mi formación internacional y variedad de técnicas; realizo diferentes tipos de intervenciones en función de cada situación y paciente; mi orientación es ecléctica.

Ofrezco soluciones profesionales a los problemas de la vida. Tu problema, es mi problema… Estoy aquí para tenderte una mano.

Como psicóloga y coach, mi objetivo es conseguir tu bienestar. Aporto herramientas que aprenderás a manejar y aplicarás tu solo.

“Mi pasión son las personas, vivo por y para ellas, en cualquier vertiente, tanto en la clínica como en la empresa; está en mis venas y es mi esencia.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×