portada

15 consejos para aumentar tu autoestima y dejar de sentirse inseguro

Muchas personas creen que la autoestima es algo innato a sí mismo, sin embargo, hay varios factores que influyen en una persona para que piense bien o mal de sí misma.

Una de las claves para mejorar tu autoestima está en el logro de metas y, por tanto, si las terminas y alcanzas, mejoraras tu autoestima, pero de modo contrario te quedaras muy frustrado y puede que afecte a tu autoestima.

Veamos algunas de las claves esenciales para tener una buena autoestima “bajo tu piel” y que puedas caminar con determinación en la vida:

1. No conviertas las críticas en una cuestión personal.

No debes permitir que la crítica de otra persona te perturbe. Cuando una persona está distraída, es frustrante para todos, incluyéndote a ti. La única manera de no dejar que lo que dice el resto del mundo te afecte y te sienta mal es hacer lo mejor que puedas con todo lo que estás haciendo sin pensar en los otros, sino únicamente en ti mismo.

Cuando eres una persona insegura, no podrás esconder ni disimular que bajo tu piel tienes una baja autoestima. Es muy difícil mantener el tipo cuando sientes que nada en el mundo te hace feliz, pues si eres una persona insegura, te sentirás muy incómodo e insatisfecho por muchas cosas en tu día a día.
Sin embargo, es posible mejorar esta situación y aumentar tu confianza en ti mismo para sentirte seguro y positivo. Es la “autoestima consciente”
La “confianza en uno mismo” es básica para la felicidad. Sin ella, la vida se convierte en una serie de frustraciones y decepciones. Los tratamientos para una autoestima baja no son costosos; sin embargo, requieren tiempo y dedicación. Aunque no hay fórmulas mágicas, algunos consejos pueden, sin duda, ayudar a mejorar tu autoestima.
“El poder de la autoestima “puede ser de tal calibre que te ayuda a tener una vida más plena.  Lucha contra las barreras de la autoestima.

2. Obtén los conocimientos y sigue formándote.

En la actualidad, existe mucha información a tu alcance y te puede resultar entretenido y enriquecedor. Puedes mejorar tus habilidades, aprender una nueva profesión, o incluso escribir un libro. Si tu meta es crear algo que te haga sentir bien, probablemente no te vendrá mal aprender algo diferente antes de apostar por el camino nuevo camino

3. Aprende a perdonarte a ti mismo.

Esto es vital para que una persona consiga ganarse la confianza del resto. Si realmente quieres cambiar las cosas en tu vida, entonces, debes ser capaz de perdonarte a ti mismo y no sentirse culpable si fallas. Es normal que a veces fallemos, y hay que aprender a tolerar el error en nosotros mismos.

4. Dedícate tiempo a ti mismo. Para ser más feliz, no sólo debes mejorar tu autoestima, sino que también debe corresponderse a tu capacidad para relacionarte con los demás. Es difícil establecer una relación íntima si no te tratas bien a ti mismo y además te olvidas de tus necesidades para atender las de los demás. Primero has de atenderte y escucharte a ti, dedicándote tiempo de calidad para ti; solo asi podrás estar mejor contigo mismo y dar lo mejor de ti.

5. No te sientas inferior.

No es posible que otras personas sean más talentosas o inteligentes que tú en todo, ya que todos tenemos nuestros propios talentos y fortalezas. Tú eres el único responsable de tu vida y no tienes por qué deshacerte de tus emociones y secretos. Sólo tú puedes ver lo que está mal en tu vida para cambiarlo. Nadie más lo hará por ti. Busca tú talento, aquello que sepas hacer bien, o aquello que te apasiona y que con entrenamiento y practica puedas perfeccionar y ser bueno en ello. Háblate con respeto y se generoso en lo que te dices.

6. No te hagas responsable de las acciones o reacciones de otros.

Eres responsable únicamente de tu propio comportamiento. Si una persona te resulta inadecuada, entonces, debes tomar medidas para protegerte a ti mismo. Para empezar, no permitas que una persona que actúe con crueldad te amargue el día o sea la causa de tu baja autoestima. Deshazte de las personas tóxicas y busca las personas vitamina. Aléjate de personas con mala energía y vibración, aquellas que son negativas y que están todo el día en la crítica continua. Además de amargarte, es probable que no te aporten nada bueno en ese tipo de entorno emocional.

7. No te quejes continuamente.

No hay nada más insoportable que una persona que se queja constantemente de todo. Existen personas agobiadas con las circunstancias de su vida y que se enferman por ello, pero son incapaces de mostrar una queja continua contra la vida. Si no puedes decir algo con propiedad, entonces, calla y hazte responsable por las consecuencias de tus acciones. Si te quejas y no haces nada para cambiar la circunstancia o el entorno, o buscar una solución… es como no tener derecho a quejarte; no aportaras nada, la queja por la queja, no es de mucha utilidad.

8. No pierdas de vista tus metas.

A veces es necesario comenzar una nueva carrera profesional o amistad para reconocer nuestros verdaderos sentimientos y aprender a hacer mejor las cosas. Puede suceder que hayas empezado algo y medio camino veas que no es lo que realmente deseas o quieres. Por eso no temas cambiar el rumbo hacia aquello que realmente deseas y aquello que consideras que son tus objetivos y metas. Estos no los debes de perder nunca de vista, y si has de cambiar el rumbo no dudes en hacerlo si realmente te acercan a donde tu deseas.

9. No te enojes continuamente.

Algunas personas están en el continuo enojo, pase lo que pase, encuentran el motivo para estar en el enfado, en la crítica negativa, a la defensiva o en la desconfianza.

Esta actitud produce daño en tu persona, y sobre todo en tu manera de ver el mundo, cambia el enojo por otra actitud y posicionamiento más sano.

10. No dudes ni vaciles incesantemente.

Si tienes una preocupación, trata de solucionarlo, evita “rumiar” y darle vueltas sin cesar a la misma cosa. Al contrario, intenta enfrentarla y si puedes resuelve, y si no resuelves, deja de pensar continuamente en circularmente en lo mismo.

11. No seas negativo:

Trata de no ver el lado negativo siempre, mira por lo menos las cosas de manera “objetiva” y dale el justo valor. Confronta tus pensamientos con la realidad; verás de una manera más realista que no todo es tan catastrofista ni negativo. Para a observar cómo son tus pensamientos ante esa situación, y si realmente es tan negativo o estas usando una lupa de aumento. Confronta lo que piensas frente a la realidad de las cosas.

12. No tengas miedo a lo externo.

La mayoría de las personas no saben o no creen que existe una manera de ser feliz sin tener miedo a perder sus posesiones materiales, pareja, hijos, hogar, alimentos… Tener confianza en las propias posibilidades, creer en nuestros recursos y capacidades es importante para ganar terreno al miedo. La mayoría de los miedos son irracionales; asi que, si paras a pensarlo, veras como ganar la batalla.

13. No te temas a ti mismo.

La mayoría de la gente se identifica con su miedo a ser infeliz y no son capaces de ser felices y no se hacen responsables de lo que les está sucediendo. No tienes por qué vivir esta manera, simplemente céntrate en las cosas positivas y haz que el resto pase; no te temas a ti mismo sino todo lo contrario, confía en ti y en tus posibilidades. Una vez más tu dialogo interno es de gran importancia.

14. Cuida tu dialogo contigo mismo y pasa a la acción.

Para ser más feliz debes eliminar la contaminación verbal y ponerte a hacer las cosas que tienes pendientes, en vez de hablar sobre ellas hasta la extenuación. Pasa a la acción y seguro que vas a lograr dar pequeños pasos y avanzar. El dialogo no debe paralizarte en ningún momento.

15. Mantén la calma y ten un buen sentido del humor.

En la vida, es importante saber sonreír, si no sabes sonreír, entonces al menos aprende a reírte de ti mismo. Es importante tener un aprecio por lo cómico de las cosas que te suceden y esforzarte por mantener la calma en todo momento. Reírse de si mismo ayuda a quitarle importancia al problema, además ayuda a relativizar.

El mundo no debe de esperar por ti, sino que tú has de actuar y accionarte. Percátate de todo lo que te rodea, céntrate en ti, obsérvate y ve a por ello, tu mereces la pena.

Conclusión:

Si todas estas prácticas no las revisas, es poco probable que consigas tus metas. Para ser más feliz realmente debes aceptar que tu vida en muchos aspectos depende solo de ti y de cómo te tratas a ti mismo. Haz lo mejor que puedas, pero haz algo y empieza ya.

Si estás buscando una manera de ser más feliz en tu vida, entonces, revisa cada punto expuesto aquí. Conocer las virtudes de la felicidad, te hará más consiente de dónde estás y qué puedes hacer para encontrar el bienestar. Recuerda que tu autoestima es esencial para esto.

Si nunca te has preocupado por cuidarte, ahora es el momento de comenzar, no deberías de postponerlo más.

¿Ya te habías dado cuenta de esto antes? ¿Te parece que puedes empezar hoy mismo?

No lo dejes por más tiempo ¡¡¡

Add a Comment

You must be logged in to post a comment