Entrevista radio

Entrevista día 27.01.2021.
Entrevistadora: Lola Sopena.

Puedes escuchar la entrevista entera en el siguiente audio:

Es indudable que esta situación nos ha cambiado a toda la vida. Unas personas lo llevan mejor que otras, algunas francamente mal.

En situaciones extremas, límites y difíciles, uno debe de ser resiliente, creativo y con templanza. Nos estamos agotando y hay personas y directivos con miedo, con angustias, con situaciones muy difíciles de lidiar encerrados contra voluntad, con fobias, con adicciones, familias que discuten, empleados y equipos, padres separados, espacios demasiado reducidos para la mente humana…. En todo el mundo, en los distintos países y ciudades, se producen situaciones emocionales muy similares y comunes: la incredulidad, el miedo, el agotamiento, la muerte de un ser querido…

Hay muchos efectos psicológicos. Esto no es un síndrome posvacacional. La desorganización, el desequilibrio y la incomprensión, así como la incertidumbre continuada, van a dejar mella, y va a crear, en algunos casos, cicatrices y secuelas. A algunos les va a agravar lo que ya tenían antes de la pandemia, y a otros les va a surgir y aflorar como nuevo.  Aunque también es cierto que otras personas tras las crisis, salen reforzadas y con nuevos aprendizajes. A la situación de estrés vivida se suman en algunos casos, traumas que han sufrido algunas personas que han tenido pérdidas complicadas.  Se ha vivido estrés, angustia, apatía… Y esto va a crear secuelas y cicatrices patológicas de tipo ansioso como trastornos de ansiedad, crisis de estrés, trastornos de pánico, pensamientos negativos y rumiaciones.

La pandemia ha sido un gran golpe maestro a la humanidad entera, sacándonos por sorpresa de nuestra zona de confort y hábitat, llevándonos a escenarios inciertos y haciéndonos aprender contundentemente que el cambio, lo incierto, el caos, la impotencia y la ambigüedad, son grandes verdades y constantes en la vida humana, independientemente de la raza, religión, edad, estatus… Todos estamos expuestos sin diferencia a lo mismo. El ser humano tiene que levantarse nuevamente, confiar y edificar a partir de todo lo derrumbado. 

La resiliencia es la clave de todo, es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a las situaciones adversas y salir fortificados de ellas. Todos conocemos casos de personas que a pesar de la adversidad resurgen como el Ave Fénix de sus cenizas, si cabe aún más fuertes y resistentes. Las personas resilientes no son superhombres o supermujeres, se trata de hombres y mujeres normales que se han autoconstruido.  El ser humano está diseñado para vacunarse emocionalmente contra la adversidad, y eso es ser resiliente. Una persona resiliente es : gestiona el estrés, tolerancia a la frustración, tolera la incertidumbre, es flexible y sabe adaptarse para no ser rígida, sabe regular sus emociones, confía en sí mismo y en sus capacidades, ve las dificultades como oportunidades, es perseverante y constante, tiene un optimismo objetivo, tiene humor para afrontar la adversidad, capacidad de empatizar, es sociable, vive el momento presente, es imaginativo, tiene aceptación y compromiso,  y evita la queja. Aunque una experiencia adversa sea siempre desagradable, paulatinamente se va gestando la idea y la sensación de que seremos capaces de superarla, y salir fortalecidos de ello.  

Add a Comment

You must be logged in to post a comment