Autocuidado para mejorar la relación en pareja

Es frecuente, encontrar personas que acaban olvidándose de sí mismas cuando inician o pasan a formar parte de una relación. Esto es sin duda, un error de base y fundamental, pues necesariamente, para que una relación funcione y funciones bien, es imprescindible que ambas partes sepan cuidar primero de sí mismo para poder cuidar mejor del otro.

Si quieres verdaderamente un buen inicio y una buena base en tu relación de pareja, debes de ser consciente de la importancia de cuidarte primero a ti mismo antes que a cualquier otra cosa. Y además de ser consciente, llevar a la práctica todo aquello que pueda ayudarte a tu bien estar como individuo, para solo así posteriormente dar lo mejor de ti a la otra parte.

El reto de amar, pasa primero por amarse a si mismo. En ocasiones habremos de hacer cambios en nosotros mismos, en lo que sabemos, en nuestras conductas, y quizás en lo que deseamos. Por eso es pilar básico, comenzar previamente por uno mismo.

Todos hemos soñado en algún momento estar en pareja; dar amor y recibir amor en pareja es algo soñado y deseado y es que el amor es uno de los sentimientos más gozosos y placenteros que experimenta un ser vivo. Sin embargo, algo tan deseado por tantos, parece ser algo muy complicado de lograr para muchos.

Es fácil asentar las bases para la insatisfacción de la vida en pareja, y sobre todo mas aun si partimos de la insatisfacción individual.

En la convivencia de pareja nos encontramos con situaciones donde la otra parte nos pide a menudo, demandas de afecto y atención, de modo que serán difícilmente satisfechas, si uno mismo no está en posición de poder dar. Y para dar algo bueno de nosotros mismos, hemos de estar bien con nosotros mismos, ¿verdad que parece de Perogrullo?

Cuida de ti mismo: fundamental para una mejor relación de pareja

Velar por uno mismo cuando se está en una relación de pareja, es tan importante como y para poder cuidar de la propia relación. Es imprescindible que te cuides a ti mismo antes de poner todo el punto de mira en tu relación.  Una vez más; si uno no está bien, difícilmente podrá dar lo mejor de sí mismo.

En la mayoría de los casos, el desacuerdo o incluso el conflicto en las parejas, está en función directa del bajo grado de “reforzadores positivos” que se intercambian entre ambos miembros.  Por eso podemos afirmar que las parejas con problemas o conflictos, intercambian menos “gratificaciones positivas” que las parejas sin problemas, y por el contrario intercambian entre ellos más “castigos”.

Todas estas teorías, conceptos, ideas…no podremos aplicarlas de manera clara, ágil y natural si uno no esta bien consigo mismo. De nada servirá conocer el manual de la convivencia y las reglas a aplicar en la conducta, si uno mismo no esta bien ni predispuesto a nada. Como dice el refrán: “no puedes dar lo que no tienes”; y si tú no estás bien contigo mismo, no estarás en actitud, predisposición ni humor para nada mas allá de tu nariz.

Si te preocupas de tu relación, sin estar bien contigo mismo, no podrás dar lo mejor de ti a la otra persona. Está es la razón por la que necesitas hacer todo lo que esté en tu mano para poder estabilizarte antes de que esto te sobrepase. 

Tampoco es aquí valido esperar que “la otra parte” me arregle mis problemas, o resuelva mis conflictos internos. Esto es otro grave error, ya que no puedo depositar fuera de mí, una responsabilidad que solo me corresponde a mi mismo.

Te invito a pensar sobre estos pasos, que sin duda te posicionan en un mejor escenario para poder tener éxito en tu relación de pareja.

Ocúpate de estar bien, pase lo que pase.

Promete que seguirás cuidando de ti mismo y que seguirás estando bien pase lo que pase en su relación. Si tu felicidad depende únicamente de que tu pareja esté a tu lado todo el tiempo, acabarás sintiéndote impotente y temeroso, además de dependiente y nada libre. Esto significará que es más probable que realices acciones inefectivas como suplicar y rogar continuamente.

Cuanto más suceda este escenario de rogar, suplicar, ir detrás…, menos querrá tu pareja estar en la relación. ¿Por qué sucede este movimiento?

La principal causa es que tu pareja te percibirá cómo alguien “emocionalmente dependiente y necesitado”. Es como un estado de “carencia emocional” donde siempre te tienen que estar alimentando tu vacío.

Las cosas que otra persona hará por ti seguirán sin ser suficientes para ti porque siempre esperarás más y más y de nuevo más de esa persona y nunca te saciarás y serás siempre demandante. Es algo que no se le escapará a tu pareja y le hará temer ser consumido y devorado por tus interminables demandas de cuidados y atención.

Otra razón lógica, consecuencia de esta actitud; es que tu pareja puede percibirte como una verdadera carga. Una actitud así, le puede hacer sentir completamente responsable de tu felicidad, y eso es una responsabilidad enorme, que además debes de aprender a gestionar tú, independientemente de que estés o no en pareja. La mayoría de las personas sienten la necesidad de huir ante situaciones similares. Y es que puede hacerles sentir atrapadas, bloqueadas y con falta de espacio emocional. La pareja que intenta ser todo para el otro sentirá entonces rabia y resentimiento cuando se le coloque en este tipo de posición exigente, apagando así cualquier sentido de diversión y juego que son vitales para tener una relación duradera.

Cuando te respetas a ti mismo y crees en tu propia capacidad de ser feliz y estar bien, tanto si estás en una relación como si estás soltero; te colocas en un lugar de más fortaleza y empoderamiento. Y estas son las cosas que pueden atraer a otras personas y provocar respeto, lo que te convertirá en una pareja más deseable y adorable, que ser alguien dependiente y de quien hay que estar todo el día pendiente y casi ser responsable.

Comprométete a seguir siendo feliz con tu vida.

Cuando te diviertes y te mantienes activo, te sentirás mucho más feliz e incluso contento contigo mismo. Además, esto te hará más atractivo a los ojos de tu pareja. Cuando lleves tu propia vida con gusto, tengas sentido de la aventura, te cuides y te coupés de ti, independientemente del estado en que se encuentre tu relación, aumentarás la probabilidad de que tu pareja quiera pasar más tiempo contigo.

No es necesario que tengas pareja para empezar a planificar actividades divertidas que puedas hacer por tu cuenta, así que empieza ya a ver que cosas te hacen feliz a ti y aplícalas. Luego vendrá lo demás.

Pero tú eres responsable de tu propia felicidad, nadie de fuera va a darte lo que tu no hayas cosechado ya. Por eso independientemente, planea y actúa para rodearte de todo aquello que te hace feliz. Solo entonces podrás ofrecer lo mejor de ti. Además, eso es tuyo, nace y emane de ti, por lo que no te lo podrán arrancar. Sin embargo si solo eres capaz de ser feliz a través de alguien, significa que sin ese alguien no eres capaz da nada.

Add a Comment

You must be logged in to post a comment