Cómo tratar la ansiedad sin medicamentos

Desafortunadamente, demasiadas personas que sufren de ansiedad son sometidas a medicamentos recetados que no hacen nada para ayudarles a controlar su ansiedad y que incluso podrían estar causándoles más daño. Afortunadamente, existen varias formas de controlar la ansiedad sin tener que recurrir a un montón de medicamentos.
A continuación, se ofrecen algunos consejos:

Mantén estable el nivel de azúcar en la sangre
Nuestras dietas occidentales no hacen nada para promover niveles de azúcar en la sangre saludables y estables, y cada vez que experimentamos una caída de nuestro azúcar en la sangre es posible que podamos empezar a sentirnos ansiosos. Para mantener los niveles de azúcar en la sangre, es necesario incorporar muchas proteínas y grasas saludables en la dieta y evitar el azúcar y los carbohidratos refinados.

Evita la cafeína
No puedes subestimar la relación entre la cafeína y la ansiedad. Las bebidas con cafeína amplifican nuestro sistema nervioso preparándonos para la lucha. Intenta reducir tu consumo de cafeína gradualmente para evitar cualquier síntoma de abstinencia. En unas pocas semanas, notaras como los síntomas de ansiedad comenzar a disminuir.

Duerma adecuadamente
Tu mejor protección contra sus síntomas de ansiedad es dormir lo suficiente por la noche. Puedes empezar a dormir mejor reduciendo o eliminando la cafeína, trabajando en el mantenimiento de tus niveles de azúcar en la sangre y encontrando formas de relajarte antes de ir a la cama.

Haz más ejercicio
La participación en más actividad física de manera regular es una gran alternativa contra la ansiedad en lugar de acudir de primeras a los medicamentos. Si te cuesta encajar en el ejercicio regular, empieza por dar un breve paseo al aire libre o participa en sencillos mini-ejercicios desde la comodidad de tu casa. En general, debes tratar de estar más en tranquilidad y buscar momentos de relax. Trata de caminar siempre que sea posible. El yoga y el Tai Qi son increíblemente beneficiosos para la ansiedad, pero debes encontrar algo que te guste para aumentar las probabilidades de seguir adelante y que no abandones.

Aumenta tu magnesio
Mucha gente es deficiente en magnesio, ya que nuestros alimentos se producen en un suelo deficiente en magnesio.  Puede complementar conscientemente tu magnesio de diferentes maneras. Puedes tomar un suplemento diario de magnesio, probar un gel de magnesio tópico, o disfrutar de un agradable y relajante baño de sales de Epsom.

La ansiedad puede tener un impacto significativo en tu calidad de vida.

Encontrar alternativas naturales a los medicamentos puede ayudar mucho a reducir los síntomas de la ansiedad. Al hacer cambios sencillos en tu estilo de vida, puedes detener la ansiedad y finalmente recuperar tu vida.

Probablemente ya eres consciente de que tus emociones pueden influir significativamente en lo que comes. Sin embargo, ¿sabía también que lo que comes puede afectar su estado de ánimo? Si no lo sabías, te cuento que algunos alimentos pueden empeorar tu ansiedad. Según una investigación realizada por Harvard Health, la elección de alimentos puede marcar la diferencia en cómo te sientes.

 Aquí te muestro cinco alimentos que debe evitar si sufre de ansiedad.

Salvado de trigo
Aunque los expertos han estado promocionando el salvado de trigo como un superalimento por su alto contenido en fibra, puede aumentar significativamente tu ansiedad, gracias a su alta concentración de ácido fítico. El ácido fítico se une a minerales esenciales que afectan  el estado de ánimo como el zinc y limita su absorción por el cuerpo. Las personas que sufren de ansiedad necesitan niveles adecuados de zinc para mantener sus síntomas a raya.

Soja
Los productos de soja, si bien están llenos de proteína magra, también están llenos de inhibidores de la proteasa y la tripsina, que son enzimas que dificultan la digestión de la proteína. Los productos de soja, como el tofu, también tienen un alto contenido de cobre, un mineral que se ha relacionado con el comportamiento ansioso. Si tienes que comer soja, evita el tofu y las hamburguesas vegetarianas, y prueba las variedades fermentadas como el miso y el tempeh, que son mucho más fáciles de digerir.

Café
El café es una de las fuentes dietéticas más concentradas de cafeína que puede empeorar aún más un cuadro ansioso. Las investigaciones han demostrado que las personas con trastornos de ansiedad son particularmente sensibles a sentir los efectos secundarios de pequeñas cantidades de cafeína. La cafeína también puede impedir la absorción de nutrientes vitales para el equilibrio del estado de ánimo, como las vitaminas B y la vitamina D.

Pan integral
Para muchas personas ansiosas, el gluten es un punto de fricción, especialmente con los pacientes que tienen la enfermedad celíaca. La mayoría de los trigos no orgánicos se tratan con un herbicida llamado glifosato, que ha demostrado causar una deficiencia de nutrientes de minerales estabilizadores del estado de ánimo.

Zumo de manzana
A diferencia de las manzanas enteras, el zumo de manzana carece de la fibra de lenta digestión y a menudo está lleno de fructosa refinada. Esto provoca picos de nivel en la sangre que pueden desencadenar una inundación de adrenalina y dar lugar a síntomas similares a un ataque de ansiedad. La fructosa puede alterar la respuesta del cerebro al estrés a nivel genético.

La ansiedad no es una condición divertida con la que haya que lidiar. Sin embargo, puedes reducir los síntomas y superar el miedo evitando estos alimentos que inducen a la ansiedad.  De todos modos, cada cuerpo es una maquinaria diferente por lo que te invito a que vayas probando y observando que alimentos son mas interesantes para ti, y cuales debes evitar.

Add a Comment

You must be logged in to post a comment