cabecera-ansiedad-1

Como saber si tienes un trastorno de ansiedad
y técnicas rápidas y sencillas para lidiar con ella

Sentirse ansioso de vez en cuando y tener un trastorno de ansiedad son dos cosas muy diferentes.

¿Quieres saber cuál es la diferencia? ¿no sabes realmente cual es la gravedad de tu caso? ¿quieres saber a qué te enfrentas y que te sucede realmente?

Cuando tienes un trastorno de ansiedad, puedes obsesionarte con un pensamiento o sentimiento que te lleva a una madriguera de pensamientos ansiosos, repetitivos, persistentes…una y otra vez, sin cesar la misma idea, por muy absurda, irrisoria y tonta que esta sea, incluso sin ningun tipo de base ni fundamento.

Si bien hay diferentes tipos de trastornos de ansiedad, un hilo común entre todos ellos es que interfiere con su vida cotidiana, es decir llega un punto que es molesta, incomoda y no te permite funcionar de manera normal en tu día a día, acarreando cuando menos una gran incomodidad en las actividades incluso más sencillas y triviales.

A continuación, se presentan cuatro señales que pueden indicar que estás lidiando con un trastorno de ansiedad.

 

Tus pensamientos de ansiedad no desaparecen:

Cuando se padece un trastorno de ansiedad, a menudo se produce una ansiedad increíble en situaciones en las que los demás sólo se ponen un poco ansiosos, como durante las reuniones familiares, la cola de la compra en un supermercado, una reunión de trabajo, etc…

Esta ansiedad también tiende a durar más tiempo y es más persistente de lo que le podrían durar a los demás. Cuando tus pensamientos ansiosos comienzan a afectar tu vida diaria, es cuando se convierte en un problema.

 

Tu ansiedad se manifiesta físicamente

Si sus pensamientos ansiosos se acompañan de indicaciones físicas, como inquietud, fatiga y dolor muscular, entre otras, podría indicar que tiene un trastorno de ansiedad.

Los trastornos de ansiedad pueden provocar problemas gastrointestinales, como acidez estomacal, calambres e incluso diarrea. También alteraciones en la piel, psoriasis, erupciones cutáneas…

Estos síntomas físicos son el resultado de que su cuerpo se encuentra en un estado de ansiedad constantemente elevado.

 

No puedes concentrarse

No es tan raro que las personas que tienen un trastorno de ansiedad general sean diagnosticadas erróneamente con el trastorno de hiperactividad y déficit de atención (ADHD).

Esto se debe a que cuando se tiene un trastorno de ansiedad, se tiende a tener dificultad para concentrarse.

Cuando estás siempre ansioso, tiendes a activar tu cabeza constantemente y puedes distraerte con los pensamientos negativos y las obsesiones que te agitan en la cabeza. Para una persona desde fuera, la puede parecer que tienes ADHD.

 

Tienes problemas para dormir

La ansiedad que experimentas tiende a llevar tus pensamientos a un viaje que te deja luchando por atrapar una y otra vez el sueño, pero que no consigues ni contando ovejas.

Según la Asociación de Ansiedad y Depresión de Estados Unidos (ADAA), existe algún nivel de alteración del sueño en casi todos los trastornos mentales, incluida la ansiedad.

Si tienes más de uno de estos síntomas, es muy probable que estés lidiando con un trastorno de ansiedad. Sin embargo, antes de sacar conclusiones, es mejor hablar con un especialista para descartar cualquier otra alternativa, porque los síntomas de ansiedad a menudo se suelen mezclar y confundir.

Afortunadamente, los trastornos de ansiedad pueden tratarse para que puedas aprender a controlar sus síntomas y volver a vivir tu vida.

 

 

Remedios rápidos para aliviar tu ansiedad

Lo horrible de la ansiedad es que el mismo sentimiento y vivencia, lo que te hace aún más ansioso. Tiende a crear un bucle de retroalimentación que puede dejarte sintiéndote indefenso y atrapado, lo que te lleva a sentirte aún peor. Si sufres de ansiedad a menudo, aquí tiene algunas formas rápidas de empezar a aliviar su ansiedad.

 

 

Ponte cómodo

Lo primero que debes hacer cuando experimentes síntomas de ansiedad es ponerse lo más cómodo posible mientras la sensación pasa. Es importante recordar que tu ansiedad pasará, por lo que debes tratar de concentrarte en sentirte cómodo, tanto emocional como físicamente.

 

Usa “la autohablacíon calmante”

Si eres como la mayoría de las personas que sufren de ansiedad, gran parte de lo que te dices a ti mismo cuando estás experimentando ansiedad en realidad hace que te vuelvas aún más ansioso. Para ayudar a aliviar su ansiedad instantáneamente, debes tener un dialogo contigo mismo en el que te digas a ti mismo frases tranquilizadoras como “este sentimiento pasará” o “me siento ansioso ahora, pero pronto estaré tranquilo”.

Es decir, es como si le hablases a tu mejor amigo, pero en realidad te estás hablando a ti mismo.

 

Reconoce y acepta tus pensamientos ansiosos

Cuando luchas contra la ansiedad, sólo la haz más fuerte a ella y tú te debilitas más. Por otro lado, cuando puedes aceptar que te sientes ansioso puedes ayudar a que la ansiedad desaparezca. Enfrentar tus miedos es una gran manera de obtener alivio ante tu preocupación rápidamente. Puedes probar esta facil y eficaz estrategia de tratamiento de la ansiedad para aprender a aceptar sus pensamientos ansiosos:

 

Durante diez minutos, ponte tan ansioso como te sea posible. Intenta que su ansiedad aumente al nivel más alto que puedas manejar. Cuando tu nivel de ansiedad llegue a diez, trata de mantenerlo ahí por lo menos cinco minutos. Es probable que descubras que no puedes mantener te ansiedad en un nivel alto.

Este tipo de técnica de exposición te hace enfrentar tus miedos hasta el punto en que se desvanecen, se extingue y acaba por desaparecer.

 

Distráete:

Una forma efectiva de tranquilizar tu mente y aliviar la ansiedad es distraerse de los pensamientos que están causando tus síntomas. Es difícil para tu mente concentrarse en más de una cosa a la vez. Si encuentras algo en lo que puedes concentrarte intensamente, tu mente no podrá mantener la ansiedad por mucho tiempo.

 

Utiliza técnicas de relajación:

Los ejercicios y técnicas de relajación pueden ayudar a revertir la respuesta al estrés en su cuerpo, lo que hace que la relajación sea la cura natural de tu cuerpo para la ansiedad.

Comienza usando una técnica de relajación rápida que puede ayudar a inducir la respuesta de relajación en caso de un ataque. Esto ayudará a contrarrestar la respuesta del cuerpo al estrés y a reducir los síntomas de la ansiedad.

 

Lidiar con el ataque de la ansiedad puede ser increíblemente abrumador. El uso de estas técnicas puede ayudarte a aliviar rápidamente tu ansiedad en momentos puntuales y a continuar con tu vida.

Pero si no te es posible dominar tu ansiedad en esos momentos, lo más indicado es que acudas a un especialista.

Add a Comment

You must be logged in to post a comment