0 (1)

Los secretos de los líderes del mundo y la Inteligencia Emocional en las empresas en 2020 (Part II)

Cómo lograr más inteligencia emocional: los ingredientes del Cociente Emocional (Emotional Quotient – EQ)

Resumen del articulo anterior

La Inteligencia Emocional es un concepto complejo. Su desarrollo y optimización requiere de diferentes estrategias y técnicas para cada uno de sus componentes. Sus componentes se entrelazan entre sí de forma flexible y multidireccional, conformando una red de adaptación y seguridad en uno mismo que sustenta el éxito de líderes y equipos humanos.

En mi artículo anterior (Parte I) comentaba como las empresas buscan líderes y como los lideres potenciales buscan empresas donde poder desarrollarse. Es casi como un matrimonio, y para que éste resulte bien avenido (y no termine en divorcio) es importante tener claro cuales son las claves de este ensamblaje, es decir, qué es lo que buscan las empresas exitosas del 2020, y qué es lo que buscan los líderes del presente y del futuro, en qué tipo de empresas buscan incorporarse.

También en el artículo anterior revisé qué es la inteligencia emocional, incidiendo en la buena noticia de que este constructo complejo, suma de competencias y habilidades, puede entrenarse y ampliarse, partiendo, además, de cualquier nivel. El entrenamiento, no obstante, es diferente en función de la competencia o habilidad que deba trabajarse, y para que no se quede en un listado sin más, veamos cada uno de sus componentes con cierto detenimiento.

Sintoniza : Escucha y Atención interna

Algunas de mis reiteradas preguntas al entrevistar y trabajar con líderes han sido las siguientes: “En los momentos álgidos de tensión, presión y estrés, ¿qué haces?, ¿Cómo canalizas todo ese estrés? , ¿Sobre quién o qué recae?”

Curiosamente, las personas con más responsabilidad han coincidido en una respuesta parecida a la siguiente: “Paro, me escucho y me observo, siento los mensajes del cuerpo. Lo primero es tomar conciencia de toda la aceleración vertiginosa, es como estar sintonizado conmigo mismo. El siguiente paso es bajar la velocidad, tomar perspectiva, respirar unas cuantas veces, posponer, asumir sobre mí mismo, en lugar de volcarlo en los demás”.

Esta habilidad consistente sintonizar con uno mismo es de especial utilidad en los puestos sometidos a alta presión, pues la alta presión (grandes demandas, urgencia, responsabilidades, riesgos) puede suponer la liberación de endorfinas cerebrales que llevan a la persona a un falso estado de bienestar (parecido a las drogas) que se asocie a una engañosa sensación de control; o bien provocar respuestas y decisiones impulsivas que impliquen gran desgaste personal, del equipo, así como riesgos no medidos.

Conecta : intelecto + sentimiento

¿Cómo toman decisiones los líderes emocionalmente inteligentes? Por un lado, aplican los recursos intelectuales (los racionales), y, por otro, todos sus recursos intuitivos y de los sentidos. Así tienen mucha más información y hacen que sus decisiones sean más completas.

Las personas que se esfuerzan por mantener una conexión entre lo que piensan, dicen y hacen, por un lado, y lo que sienten, por el otro, aportan la sabiduría de sus instintos a sus decisiones.

Escucha y empatía

No hay nada más reconfortante que “sentirse escuchado”, y no tiene nada que ver con “ser escuchado”. “Sentirse escuchado” acrecienta el compromiso, pues uno se siente atendido e importante para el otro. Si además sumamos sensibilidad y atención hacia la experiencia de los empleados, resulta que llegamos más al equipo; esto se refiere al concepto de empatía. Con ella, sintonizamos con los demás por lo emocional, es algo que se percibe muy rápido, y genera una gran conexión entre las personas. Ponerse en el lugar del otro, ayuda a comprender los intereses, los objetivos y ambiciones de los demás, así como su propio ritmo y velocidad. Este es uno de los rasgos más importantes del EQ

Control emocional

Los líderes emocionalmente inteligentes tienen la capacidad de controlar sus emociones, sin ignorarlas, ni camuflarlas, ni suprimirlas, pudiendo decidir cómo, cuándo, dónde y con quién las expresan. Pueden dominar los impulsos y, aunque son ágiles, no sacan conclusiones anticipadamente y de modo loco o irresponsable. Un líder con escasa IE no tolerará la frustración del fracaso y la volcará impulsivamente a su equipo.

He visto en lideres experimentar miedo, fracaso, dolor, sufrimiento o desilusión, en situaciones realmente hostiles, que les han hecho crecer más personalmente. Lo que he admirado, y lo que los ha diferenciado, ha sido en cómo han controlado y canalizado sus emociones.

Confianza y seguridad personal en uno mismo:

Un de los aspectos que más admiro de los lideres con los que he trabajado y conocido, es que son realistas y sinceros respecto a sí mismos, reconociendo sus debilidades y sabiendo cuales eran sus posibilidades reales. Las reconocen y se esfuerzan en mejorarlas, pero no las tapan ni ocultan. Los líderes no tienen miedo a descubrir sus puntos débiles, pisan fuerte y con seguridad, con una sólida y admirable confianza en si mismos. Caminan con paso firme por la vida, incluso ante las adversidades. Realmente los lideres inseguros de sí mismos ¿acaso son verdaderos lideres?, ¿Podéis imaginar un buen líder inseguro de si mismo?

Compromiso

Los líderes auténticos no tiran la toalla en los malos momentos, siguen a pie del cañón y motivan para sacar al equipo, reman junto a los demás, y de esto modo dan ejemplo. Un líder débil se tambalea en situaciones complicadas porque no saben cómo manejar sus emociones (miedo, estrés, frustración), siendo incapaz de inspirar y facilitar el compromiso.

Resiliencia

Los líderes inteligentes emocionalmente se concentran en cómo resolver y cómo levantarse ante el fracaso, la incertidumbre, la incomprensión o la soledad. Su capacidad de resistir (resiliencia) está hecha a prueba de bombas, y son capaces de levantarse y hacer levantar al equipo pese a una gran caída. Son seres que se adaptan a la circunstancia y al momento que toca vivir, ven los problemas como retos, y el fracaso como una experiencia de aprendizaje. Están en el presente y no en el pasado.

Lo cierto es que siempre he considerado que una cosa es “llegar”, y otra muy diferente, “mantenerse”. No digo que llegar a posiciones de liderazgo sea fácil, y desde luego tiene todo su mérito, pero el verdadero líder además se mantiene en el largo tiempo pese a las tensiones, los problemas, las responsabilidades, el futuro de la organización y las personas y familias que la componen. Suena bastante agotador mantener todo esto en el tiempo, y lo cierto es que el líder de verdad, “resiste” estoicamente en la línea temporal.

Reconocimiento

Los auténticos líderes, hacen grandes a los equipos, y reconocen a las personas fieles, implicadas y brillantes en sus tareas. Los éxitos son del equipo, y los fracasos de uno mismo. Son personas que están al servicio del grupo, de la organización. El reconocimiento a los demás, les afianza aún más como líderes.

Adaptabilidad – Preparados para el cambio

Los líderes tienen unos objetivos claros, y en base a ellos diseñan la estrategia y la segmentan paso a paso, ligándola a la misión y a sus valores. Son ágiles y flexibles, se adaptan a los cambios del entorno, del mercado y del cliente.

Conciencia plena : Mindfulness

Tan de moda hoy en día, aunque nada nuevo. Los lideres se centran en el aquí y ahora, en resolver y lograr el objetivo de ese momento o solucionar el conflicto que tienen enfrente de ellos. No rumian el pasado, ni cuando ha habido un fracaso, ni cuando ha habido un éxito.

El desarrollo de la inteligencia emocional : la llave del excito de las empresas del mañana 

Todas estas cualidades descritas de la inteligencia emocional (IE) se pueden mejorar o adquirir si no se tienen. El potencial de aprendizaje en IE se detecta cuando alguien sabe reconocer sus carencias o dificultades, y se pone manos a la obra para cubrir sus lagunas de liderazgo.

Sería interesante que las organizaciones apoyasen el desarrollo del EQ de sus equipos, trabajadores y empleados, así como de la gente joven que en un futuro les va a remplazar y suceder. Las empresas deberían ser responsables del desarrollo de los nuevos líderes del 2020, sin duda también las escuelas, universidades y centros de estudio. Solo así, las organizaciones y sus miembros podrán ir hacia adelante adaptándose al incierto futuro.

Es ineludible diseñar las “Universidades del Liderazgo” en estrecho contacto y trabajo con las organizaciones, más allá de formar en lo teórico y técnico, que pronto será patrimonio de las máquinas. Los robots podrán tener mucha “Inteligencia” y podrán superar a los humanos en las tareas más técnicas, pero jamás podrán suplir la Inteligencia Emocional.

Para tener “cantera de líderes”, tenemos que formar en toma de decisiones, resolución de problemas, abordaje de conflictos, manejo de emociones, empatía con los equipos y sus directivos, resistencia a la presión, tolerancia a la frustración y a la demora de la gratificación. Las empresas que inviertan en esto, son las que triunfaran on las empresas donde los jóvenes tendrán el sueño de entrar.

La mejor herencia de esta sociedad a nuestros jóvenes es la Inteligencia Emocional; lo teórico ya está en los libros.

Anímate a entrenarte en ella, y a entrenar a los tuyos y a tus equipos también. Es el mejor legado que puedes dejar.

Christine Lebriez

Mi próxima conferencia en línea sobre “¿ Como ampliar tu inteligencia emocional ?” : inscripción gratuita 

Agradecimientos

Para finalizar quiero dar las gracias a los President@s, Consejer@s de empresas, CEOs, Director@s Generales, de RRHH, Empresari@s y Emprendedor@s, que me aportaron su experiencia, perspectiva y valioso tiempo para la elaboración de este artículo:

@Juan Merino Sanchez (Airmagic), @Jordi Piñol Aguila (CLC Internacional), @Luis M de Palacio Guerrero (FEFE,CEOE), @David Guilabert (Medcomtech Group), @Vanesa Redondo (The Key Talent), @Alfonso Lopez Hernandez (CityLogin Iberia), @Adolfo Fernández (MediaCom), @Ignacio Elola (Lactalis, Biosearch Live), @Ferran Piñol (Avanza Formación), @Valentin Prieto (MediaKeys Spain), @Saul Ayuso Sahogar (Farmaconsulthink Group), @Franciso Gonzalez (Combiberia), @Calvin Kumarr (BuyingPeers)

#recursoshumanos #rrhh #consejeros #presidentes #directoresgenerales #inteligenciaemocional #talento #liderazgo #estrategia #laspersonasprimero #ejecutivos #headhunters #recruitment #seleccion #direccionpersonas #people #directivos #recursoshumanos #rrhh #consejeros #presidentes #directoresgenerales #inteligenciaemocional #talento #liderazgo #estrategia #laspersonasprimero #ejecutivos #headhunters #recruitment #seleccion #direccionpersonas #people

Add a Comment

You must be logged in to post a comment